Nacional

El caniche chocolate que baila, anda en bicicleta y 'cruza' ladridos con otros perros del mundo

El caniche chocolate que baila, anda en bicicleta y 'cruza' ladridos con otros perros del mundo

Primero fueron los programas de mensajería instantánea, como los prehistóricos Messenger o ICQ. Después, los fotologs, foros y blogs en los que la gente interactuaba sin conocerse o siguiendo las vidas de amigos o famosos. Con Facebook, el aluvión fue imparable.

Hoy, el boom de las redes sociales lleva a muchísima gente no sólo a mostrar sus rutinas cotidianas, habilidades e intereses, sino también a compartir lo que hacen sus mascotas.

Es así que cada vez son más los perros influencers para promocionar marcas de alimentos, ropa de mascotas, juguetes y conquistar el amor del público. Sus contenidos son distintos: mitad digitados por dueños y familias, mitad espontáneos, tiernos y divertidos, propios del instinto y las reacciones de un animal.

Película de domingo. Michonne comparte con sus seguidores su look de fin de semana.

Película de domingo. Michonne comparte con sus seguidores su look de fin de semana.

Michonne, un caniche color chocolate de 5 años de Vicente López, ya atrajo el cariño de 17 mil seguidores en Instaqgram y sigue creciendo, gracias al gesto particular con el que expresa una sonrisa amigable y a sus looks temáticos que enamoran a quien lo ve.

“Primero comenzó como un chiste, con mi hermana teníamos en la galería de nuestro celular muchas fotos de él y le veíamos un lado fotogénico. Es un don, sonríe y hace caras y dijimos de hacer un Instagram @ mellamo.michonne, pero nunca pensamos que iba a llegar a tanta audiencia ”, cuenta una de sus dueñas, Gisella Fiorini.

​Y agrega: “A los dos días tenía 100 seguidores ya la semana llegó a mil, entonces nos propusimos a hacerlo en serio. Yo empecé cursos de community manager, fue mejorando la calidad de las fotos y así fue creciendo la cuenta ”.

Amantes de los perros, tres hermanas, Gisella, Ailén y Denisse le insistían a su mamá para que les transfieren tener un perro. Después de tanta espera, dio el sí, pero con una condición: “Que sea caniche”, porque le gustaba la raza.

Cuando fueron a buscarlo, ya se dieron cuenta que era el indicado. A penas abrieron la puerta del hogar donde se estaba criando, se fue corriendo por un pasillo: “Será así de salvaje”, se dijeron entre risas. Rodeado de cuatro mujeres, tal como comenta Gisella, el caniche es el “rey de la casa, consentido, caprichoso”.

En las redes sociales, tanto Gisella como Ailén, se enfocan en mostrar el día a día de Michonne, sus paseos en bicicleta o las travesuras que hace. “Tratamos de entretener al público y que no sea tan monótono”, agrega una de las dueñas. “Lo sacamos a pasear a diario, pero tampoco muestro cada paseo porque se vuelve aburrido, sino buscamos cosas diferentes y atraer al público, cuanto más, mejor”.

Una de las actividades que más disfruta Michonne es dar paseos en el carrito de la bicicleta y que el viento le pegue en la cara. Cuando camina por la calle, llama la atención, “siempre nos paran”, comenta Giselle.

​“Resalta su color, es chocolate, no es un caniche marrón. No se ve tanto. En todos los paseos hay alguien que lo para, o en el barrio siempre lo saludan, los nenes preguntan si lo pueden tocar”. Su mamá, ajena a Instagram, no puede creer el crecimiento que tuvo la cuenta. “Va por la vida contándole a la gente que tiene un perro instagramer”, cuenta una de sus hijas.

Sus famosos paseos en el carrito. Siempre lookeado para la ocasión, Michonne disfruta de recorrer las calles de Vicente López en bicileta.

Sus famosos paseos en el carrito. Siempre lookeado para la ocasión, Michonne disfruta de recorrer las calles de Vicente López en bicileta.

Él tiene su propio grupo de “admiradores” que lo siguen día a día, como comenta la dueña, “Hay una señora que siempre pone cosas lindas, dice que solo entra a Instagram para ver si Michonne publicó algo. Otra vez nos pasó que una nena entre 7 a 8 años hizo una cuenta de fan que dibujaba las fotos que subíamos del perro y las publicaba. Hay veces que veo los comentarios y parece que lo que quieren más que yo, me ponen cosas hermosas ”.

Las hermanas disfrutan de vestirlo y llenarlo de accesorios para las fotos. “Los buzos me encantan, si fueron de mi talle, yo los usaría, tiene tres de esos, además de musculosas, bandanas y anteojos. Para algún día feriado o fecha patria le pongo alguna de las remeras argentinas y sale a la calle así”, agrega la dueña.

Cuando se acerca una fecha festiva, como San Valentín, Navidad, suben contenido sobre la temática lookeándolo y preparan historias en Instagram para que la gente mascotera se entretenga.

​“También es una ida y vuelta con la 'comunidad de perros', somos todos amigos. Michonne tiene comentarios de perros de España, Chile, Estados Unidos, en cualquier parte del mundo. No solo es subir fotos, sino que también intento interactuar con los demás ”, agrega Giselle.

Además de las fotos artísticas, las marcas de indumentaria y de alimento canino no dudan en contactarse para que le publicite sus productos. “Un montón de veces hicimos canje. En muchas ocasiones nos hablaron marcas ofreciéndonos cosas a cambio de hacer publicidad. Una vez lo contactaron de Estados Unidos para promocionar una marca de pastillas y me sorprendió mucho ”.