Nacional

El gobierno japonés instó a China para que deje de hacer hisopados anales contra el coronavirus a sus ciudadanos por 'dolor psicológico'

El gobierno japonés instó a China para que deje de hacer hisopados anales contra el coronavirus a sus ciudadanos por 'dolor psicológico'

El gobierno japonés instó a China para que deje de hacer pruebas de hisopado anal contra el coronavirus a los viajeros que cruzan la frontera, debido al "sufrimiento psicológico" que genera el proceso.

El enfático pedido se produjo a raíz de que varios miembros del personal diplomático estadounidense en China se quejaran de haber sido sometidos a dichos tests, aunque desde Pekín se encargaron de desmentir tal situación.

China, que ha logrado controlar la pandemia en su territorio, estimó el mes pasado que los test practicados en muestras de frotis rectal permiten aumentar la tasa de detección de las personas infectadas, con respecto a las muestras de la garganta o la nariz.

No obstante, Japón ha transmitido una solicitud oficial a China a través de la embajada en Pekín, pidiendo que sus nacionales no sean sometidos a esta práctica después de que expatriados japoneses hubieran manifestado su "profundo sufrimiento psicológico" por estos métodos, tal como declaró este lunes el portavoz del gobierno japonés, Katsunobu Kato.

"En este punto, no hemos recibido respuestas que digan que van a cambiarlo. Vamos a proseguir nuestros llamados en este sentido", aseguró, y agregó que no conoce otro lugar fuera de China que utilice este tipo de hisopados.

Gente con mascarillas por una calle comercial de Beijing. Foto EFE

Gente con mascarillas por una calle comercial de Beijing. Foto EFE

Este método está "basados en la ciencia" y depende de la "evolución de la situación epidemiológica y las leyes y reglas en vigor", aseguró un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, al ser preguntado al respecto.

En tanto, la prensa en Estados Unidos informó que empleados del Departamento de Estado norteamericano se habían quejado de estos tests, pero el portavoz chino del Ministerio de Exteriores, Chao Lijian, negó tal afirmación: "Lo he chequeado con mis compañeros. Hasta donde yo sé, China nunca ha exigido a diplomáticos estadounidenses que se sometan a tomas de muestras anales".

Las autoridades chinas utilizan este método en grupos muy específicos de la sociedad, tales como las personas consideradas de alto riesgo de contraer el virus, os habitantes de los barrios donde se han detectado casos y a los viajeros internacionales.

Por su parte, un diplomático extranjero contó a AFP que declinó someterse a este tipo de prueba tras haber sido puesto en cuarentena en su domicilio a su regreso a China. Según dijo, los responsables que se lo propusieron no insistieron tras su negativa.

Con información de AFP.