Nacional

En 20 días, un ex concejal de Escobar perdió a su madre y dos hermanos por el coronavirus

En 20 días, un ex concejal de Escobar perdió a su madre y dos hermanos por el coronavirus

En apenas dos semanas y media, un ex concejal de Escobar padeció al coronavirus con una tragedia que golpeó a su familia. Damián Macías, de 37 años, perdió a su madre y a dos de sus cuatro hermanos, todos contagiados de Covid-19.

La pandemia fue letal para esta familia escobarense, que ahora intenta salir adelante transmitiendo el mensaje de la gravedad de la enfermedad que todavía muchos subestiman.

La primera víctima fue Edgardo, de 60 años, hermano de Damián. Falleció el 24 de septiembre, y 24 horas después le siguió su madre Elvira (79). El 14 de octubre también murió una de sus hermanas, Susana (55).

Susana, hermana docente de Damián Macías que falleció por coronavirus.

Susana, hermana docente de Damián Macías que falleció por coronavirus.

“Daría mi vida porque ellos estén acá”, afirma Macías, que además de legislador fue director de la Juventud del Municipio cuando Sandro Guzmán era intendente. Y en su perfil de Facebook publicó: "Gracias por el amor, el cariño y respeto. Cuídense mucho quiero que este dolor que le pasó a mi familia , les sirva para concientizar que este virus destruye!".

“Cuando empezó la cuarentena lo primero que hicimos con mi hermana fue atrincherar a mi mamá, hacerle los mandados, pagarle sus cuentas, para que no salga", contó el ex dirigente político al portal de noticias El Día de Escobar. "Hace dos meses había empezado con un dolor en el vientre, le descubrieron que le había salido un tumor en la vejiga. Antes de operarla le hacen el hisopado, le dio negativo y se interna en el Hospital Néstor Kirchner, para la operación”, contó.

Damián Macías y su mamá, fallecida por coronavirus.

Damián Macías y su mamá, fallecida por coronavirus.

“Había salido todo bien. Al día siguiente de la intervención me llama mi mamá para que me acuerde de darle de comer a los animales. Al otro día nos avisa mi hermano Edgardo que él había dado positivo de Covid, nos empezamos a aislar todos y en 24 horas lo internan en el Hospital Fernández, porque vivía en Capital”. Su hermano era profesional de la salud y trabajaba en diferentes nosocomios porteños.

“Cuando a mi mamá le van a dar el alta de la operación, le hacen otro hisopado en la clínica y le da positivo. Creemos que se contagió ahí, con mi hermano ella había estado solo diez minutos y los dos siempre con barbijo”, explicó.

Madre e hijo tuvieron los mismos síntomas, cada uno estuvo cuatro días con oxígeno y después los indujeron al coma para ponerles el respirador artificial. “Estaban mal. En ocho o nueve días el virus los mató. Los dos eran de mucho riesgo. Mi mamá por la edad y el cáncer que le habían detectado y mi hermano diabético, algo obeso y con problemas respiratorios”, señala, resignado ante la pérdida de ambos.

Mientras su madre y su hermano todavía estaban internados, su hermana empezó a tener síntomas. “Ella iba todos los días a ver a mi mamá para llevarle cosas, también creemos que se contagió ahí. Tenía mucho dolor de cabeza y fiebre y el lunes 21 de septiembre la internan en Pacheco, no podía respirar. Después la trasladaron al hospital Erill, estuvo 15 días con respirador y murió”. Había sido docente, directora de la Escuela Primaria Nº24 de Garín y tenía dos hijos.

A Macías, la tragedia le cambió muchas formas de pensar. “Hay que concientizarse del valor de la vida, llamar a las madres y decirles 'te amo', porque mañana puede ser que no estén. Este virus nos debe servir de aprendizaje para valorar las cosas más básicas. Hay gente que lo único que quiere es salir a correr, jugar al fútbol o ir a bailar, no entienden”, agregó.

También quiere dejar un mensaje para que la gente siga cuidándose y atendiendo las recomendaciones de los especialistas.

“Espero que a las personas les sirva para que tengan los cuidados básicos de ponerse el barbijo. Esto es una guerra contra algo invisible. Hasta que no haya una vacuna no tiene solución, solo quedarse en casa y cuidar al otro, no es tan difícil”, sostuvo.

AC

Mirá también