Nacional

Fuerte polémica por una campaña contra el uso de agroquímicos

Fuerte polémica por una campaña contra el uso de agroquímicos

"Los agrotóxicos (sic) están en el aire que respiramos, en el agua que bebemos, en los alimentos que comemos. Nuestro cuerpo es nuestro territorio y lo queremos libre de agrotóxicos. Otro modelo es posible. Agroecología YA". Esa es la consigna de una campaña difundida en las redes con el hashtag #BastaDeVenenos, en la que artistas y figuras públicas afirman que la Argentina es el país con mayor uso de agroquímicos por persona del mundo.

Leonardo Sbaraglia, Hilda Lizarazu, Nora Cortiñas y Francis Mallman son algunos de los nombres célebres que prestan su voz a la campaña, que generó la inmediata respuesta de muchos productores y referentes del agro. "Poco fundamento y leyendo libreto ! muchos sin idea sobre la producción (no estamos en contra de la agroecología) pero si estamos en contra de campañas pagas con dinero de los impuestos, porque es eso", afirmaron desde la Rural de Carlos Tejedor.

Por su parte, el productor José Alvarez, conocido en las redes como Bumper Crop, le dedicó a la campaña un extenso hilo respondiendo a cada una de las sentencias. "Fitosanitario es toda sustancia destinada a prevenir, combatir o erradicar diferentes plagas o enfermedades que afectan a las plantas. Agroquímico es todo fitosanitario de origen químico. No todos los fitosanitarios son químicos. Agrotóxico es un neologismo chavista", remarcó.

Luego agregó: "Los fitosanitarios, sobre todo los fertilizantes químicos, permitieron que hoy se produzcan más alimentos en el mundo que los que se podrían llegar a consumir, exactamente 1.4 veces la cantidad de alimentos necesarios como para alimentar a los más de 7.800 millones de personas. Y eso se logró manteniendo la misma superficie mundial cultivada desde hace décadas. Porque la superficie que se incorpora a la agricultura cada año sólo sirve para reemplazar a la que se pierde en urbanizaciones e infraestructura, sobre todo por el crecimiento de ciudades".

Después, Alvarez explicó que la toxicidad se clasifica en 4 categorías: "La inmensa mayoría de los fitosanitarios modernos son de clase IV, la menos tóxica. Pero en un uso normal a campo, no llegan nunca a poner el peligro al consumidor. Sólo los insecticidas suelen ser más tóxicos para el humano. Pueden encontrarse trazas de fitosanitarios en los alimentos que consumimos, pero éstos son seguros siempre que se respeten los tiempos de carencia, y de hecho, se respetan, como en todo el mundo civilizado".

Otro referente del sector que respondió publicamente a la campaña fue el CEO de Syngenta, Antonio Aracre, quien afrimó: "Engañan a la gente con golpes bajos y desprecian el laburo de miles de científicos que aprueban nuestros productos después de muchos años de testeos. ¿Será que pronto los veremos haciendo campaña anti vacunas también? ¿Les interesa el hambre y el desarrollo?