Nacional

Fuertes críticas a una 'guía para madres' en Corea del Sur

Fuertes críticas a una 'guía para madres' en Corea del Sur

Antes de dar a luz, verifique que su familia tenga suficiente papel higiénico. Deje comidas preparadas para su marido. Recójase el cabello, “para no lucir desaliñada”.

Y tras la llegada del bebé, mantenga un vestido “talla chica” a la vista —necesitará motivación para no comer ese bocado de más.

Estos consejos, ofrecidos por las autoridades de Seúl a mujeres embarazadas, han provocado una reacción negativa en Corea del Sur, donde el gobierno no puede darse el lujo de trastabillar al tiempo que trata de convencer a las mujeres de tener más bebés y revertir la tasa de natalidad más baja del mundo.

El año pasado, la población del país cayó por primera vez desde que se lleva registro, disminuyendo en casi 21 mil habitantes. Los nacimientos cayeron más de 10.5 por ciento.

La guía sobre embarazos fue publicada por primera vez en un portal de internet del gobierno en 2019.

Pero llamó la atención del público hasta hace poco, causando indignación en redes sociales, donde la gente afirmó que reflejaba puntos de vista anticuados que persisten en segmentos de la sociedad profundamente patriarcal.

“Creo que está escrita por alguien que nunca ha dado a luz”, dijo Kim Jae-yean, presidente de la Asociación Sudcoreana de Obstetras y Ginecólogos.

A partir de este mes, una petición online que reunió más de 25 mil firmas exigía una disculpa pública de los funcionarios, así como acciones disciplinarias contra quienes emitieron las pautas.

En un correo electrónico a The New York Times, la división de salud pública del gobierno municipal de Seúl indicó que se “sentía responsable por no revisar y monitorear meticulosamente y de cerca el contenido aprobado en ese entonces”.

Anunció que revisaría su contenido en línea y que mejoraría la capacitación de sensibilización de género para todos los empleados municipales.

Aunque las partes más ofensivas de la guía han sido eliminadas —algunos de los consejos permanecen online, y capturas de pantalla del texto original circulan en las redes sociales.

“¿Quién escribió esta guía? Se deben corregir muchas cosas”, escribió furiosa una mujer en Twitter.

Algunos legisladores criticaron el mensaje tachándolo de perjudicial para la reputación de Corea del Sur.

“Es incómodo que consejos anacrónicos sobre cómo deben las mujeres embarazadas atender a sus familias aún estén siendo diseminados”, escribió Woo Sang-ho, una legisladora del gobernante Partido Demócrata, en Facebook.

Sin embargo, otros dijeron que las críticas online iban demasiado lejos.

“No creo que sea tan ridículo sugerir que las mujeres preparen comida y atiendan la casa”, dijo Kyung Jin Kim, de 42 años, una ex abogada radicada en Seúl quien acaba de dejar su trayectoria profesional para iniciar una familia.

Bajo la recomendación, se les aconseja a las mujeres que revisen los artículos esenciales de su hogar para que su familia “no esté incómoda”.

También se les exhorta a limpiar la heladera, preparar comidas y buscar a alguien que cuide de sus otros hijos. Los consejos no hacían mención de responsabilidades para los esposos.

Yong Hye-in, una activista y política, declaró que bajo las normas, las responsabilidades de crianza de los hijos de las mujeres se duplicaban al también tener que cuidar de su marido.

Una mejor táctica para quienes están casadas con hombres incapaces de hacer cosas como tirar comida echada a perder, escribió Yong en Twitter, sería el divorcio.

© 2021 The New York Times