Nacional

Insólito comentario de Gerardo Romano para explicar el escándalo del 'vacunatorio VIP'

Insólito comentario de Gerardo Romano para explicar el escándalo del 'vacunatorio VIP'

Una semana después de que una nota de Clarín revelara que distintos funcionarios y amigos del oficialismo fueron vacunados contra el coronavirus en un operativo reservado en el Ministerio de Salud, la polémica continúa.

En este caso, la discusión sobre el episodio (que le valió la renuncia a Ginés García González) se metió en medio de una entrevista con Gerardo Romano (74) en Sábado Tempranísimo, el ciclo que conduce Marcelo Bonelli en Radio Mitre AM 790.

Con tono crítico, el actor aclaró que consideraba "una falta de ética grave que él no cometería nunca" saltearse en el orden que marcan los protocolos sanitarios para recibir una dosis de Sputnik V. E insistió: "Yo no lo hubiera hecho jamás, me hubiera muerto de vergüenza".

Sin embargo, Romano salió en defensa de los cuestionamientos que recibió la gestión de Alberto Fernández en los últimos días: "Toda la performance política de un gobierno no puede quedar reducida a una situación inédita, errónea, pésima... ", comentó.

Y para hacer más marcada su postura hizo una comparación totalmente inesperada, que le valió convertirse en tendencia de las redes sociales, al trazar un paralelo entre el manejo de la pandemia y las decisiones que se toman en medio del naufragio.

"Cuando en un barco vamos a los botes, y dicen 'Primero las mujeres y los niños' se está privilegiando a los más jóvenes porque los viejos ya han vivido", explicó Gerardo.

Y completó: "Entonces, en un caso de conmoriencia (cuando mueren dos personas) es preferible que muera el más viejo y no el más joven si hay un lugar en el bote".

"Esto es un lugar en el bote también", terminó diciendo el actor, haciendo referencia a las vacunas contra el COVID-19.

Gerardo Romano habló con Marcelo Bonelli en Radio Mitre AM 790.

Gerardo Romano habló con Marcelo Bonelli en Radio Mitre AM 790.

Cuando le preguntaron si alguien le había ofrecido vacunarse, Gerardo sacó a relucir su condición de abogado y contestó sin rodeos: "No, no, no... A mí no me ofrecieron nunca nada, ni un laburo, ni un curro, no me ofrecieron nada porque yo no acepto nada. Tengo 74 años y una trayectoria. Podré ser malhumorado o un poco impertinente en mis comentarios pero soy una persona respetuosa de la ley. He sido también profesor de la Facultad, como ha sido (Alberto) Fernández, y nada me inhibe de la ética y la pureza", destacó.

En otro tramo de la charla con Bonelli, Romano contó que en estos momentos se encontraba en el Uruguay, ya que posee residencia en Laguna del Sauce, cerca de Punta del Este. Y elogió al país vecino por la manera en que encara sus controversias políticas.

"Yo soy rioplatense, vivo acá y allá, tengo una hija uruguaya... Hay aspectos de la idiosincracia uruguaya, del trato político de no canibalismo, cierto respeto, que favorece mucho a la democracia", consideró.

Mirá también