Nacional

"La casa del horror": encontraron a más de 200 perros maltratados y encerrados en jaulas

Una ONG que defiende a los animales hizo una investigación sobre un lugar cruel de Corea del Sur descripto como "La casa del horror": revelaron que allí encontraron a más de 200 perros encerrados en una jaulas, maltratados, a punto de ser subastados para consumo humano.

La organización estadounidense Lady Freethinker (LFT) informó que envió a una persona de encubierto para que se infiltrara y documentara lo que ocurre en The Nakwon Auction House, ubicada en la ciudad de Namyangju.

"El nombre Nakwon se refiere al "paraíso" en el idioma coreano, pero como muestran las fotos inquietantes, esta instalación es más una pesadilla que un paraíso para los perros atrapados dentro de ese recinto infernal", informaron en un artículo de su página web.

Animales. Los ahorcan o electrocutan. Foto: Lady Freethinker.

Animales. Los ahorcan o electrocutan. Foto: Lady Freethinker.

El investigador de LFT explicó que cientos de canes puestos en jaulas y cajas fueron vendidos en pocas horas. "La multitud de compradores estaba adquiriendo perros más pequeños para el consumo y perros de cría más grandes, destinados a dar a luz a la próxima generación de cachorros inocentes atormentados y sacrificados para el cruel comercio de carne", aclararon.

"Estas prácticas causan un intenso sufrimiento a estos animales inteligentes y sociales, que se mantienen hacinados y rodeados de suciedad. Los métodos de sacrificio son a menudo muy crueles: a los perros los ahorcan o electrocutan antes de ser masacrados", describieron desde su sitio web.

LFT consignó que la "mayoría" de "casas de subastas de perro" cerraron en el país asiático. Y creen que Nakwon es la más grande que queda. Operan en un área residencial y se promociona como un "lugar de cría de perros".

Maltrato animal. Un perro hacinado en una jaula. Foto: Lady Freethinker.

Maltrato animal. Un perro hacinado en una jaula. Foto: Lady Freethinker.

"Corea del Sur sigue siendo el único país del mundo con granjas comerciales de carne de perro a gran escala. El comercio existe en una zona gris legal, pero no está explícitamente prohibido. Sin embargo, la demanda de los consumidores está en declive, ya que las generaciones más jóvenes ven a los perros como miembros de la familia, no como alimento", avisaron.

"Mientras que la mayoría de los surcoreanos no comen carne de perro de forma rutinaria, el "derecho" a hacerlo todavía persiste fuertemente. La mayoría de los ciudadanos mayores la consumen con la creencia errónea de que es beneficiosa para la salud, y la consumen como una sopa llamada "boshintang" -que algunos creen que tonifica la sangre y aumenta la energía- o como un tónico (gaesoju) que se vende en las tiendas de medicina tradicional", afirmó en su sitio web Humane Society of the United States (HSU), organización que promueve el bienestar de los animales,

LFT lleva adelante una campaña desde hace tres años para ponerle fin al comercio de carne de perro en Corea del Sur. "En asociación con Save Korean Dogs, Lady Freethinker patrocina actualmente 20 anuncios de taxis en la ciudad de Paju que dicen 'Los perros no son comida, sino familia'", contaron.

Canes. Lo subastan para consumo humano. Foto: Lady Freethinker.

Canes. Lo subastan para consumo humano. Foto: Lady Freethinker.