Nacional

Luna nueva en Capricornio de enero 2021: el poder regenerador de Plutón

Luna nueva en Capricornio de enero 2021: el poder regenerador de Plutón

Que vivimos en un mundo extraño ya lo sabemos, y esta sensación se hará más fuerte en el 2021 luego de que los planetas Júpiter y Saturno se encontraron en Acuario, el signo de lo raro y extraordinario (más info sobre este tránsito planetario). El 13 de enero de 2021 a las 3:05 Buenos Aires (5:01hs TU) tendremos una Luna nueva en el signo de Capricornio que se dará en el marco de una gran unión solar y lunar junto a Plutón, el gran propiciador de las transformaciones y renovaciones.

Nuevas cepas de Covid-19, otras costumbres laborales, el Capitolio estadounidense en jaque, empresarios chinos asesinados y la aparición de un asteroide con alguna posibilidad de impactar contra la Tierra en 2022 (pero tranquilizan que se desintegraría al entrar en contacto con la atmósfera), por sólo nombrar algunos de los eventos que tienen en vilo a la humanidad.

El 14 de enero de 2021 Urano directo en el signo de Tauro empezará a agitar nuevamente las aguas del cambio: podemos recibir nuevas noticias en aquella área de la carta natal donde se encuentre el grado 6 de Tauro.

A caballo entre el viejo mundo y el nuevo

Otro reloj cósmico señala un gran momento para nuestras civilizaciones: una cuadratura de Saturno-Urano que ya empieza a formarse y que abre un período de tensión entre el viejo mundo y el nuevo, una lucha entre valores antiguos y materialistas, y otros basados en una integración mayor con el espacio que habitamos, la gran vapuleada naturaleza.

Esta Luna nueva, desde los arquetipos que invoca, permite un simbólico "paso de mando" de los poderes centralizados, basados en liderazgos autoritarios y poco representativos, hacia otro tipo de estructuras, que aún no se develan del todo.

El ingreso de Marte en Tauro permite un descanso necesario para la energía corporal, y el adn se integra en una frecuencia más natural y descansada. Foto ilustración Shutterstock.

El ingreso de Marte en Tauro permite un descanso necesario para la energía corporal, y el adn se integra en una frecuencia más natural y descansada. Foto ilustración Shutterstock.


Mi propio huerto capricorniano

A nivel personal, es un momento ideal para plantearse nuevas maneras de sustento material, de supervivencia, transformando lo viejo y adecuándolo al nuevo mundo. ¿De qué quiero vivir y dónde? ¿Cómo lo implementaré? ¿Será solo o en red? Pensando que lo que tiembla es la estructura del padre, que quizá lo heredado o lo cómodo ya no sirve.

También puede ser un gran momento para liberarse de cargas o pesos innecesarios: el "qué dirán" sale por la ventana, posibilitando estilos de vida arriesgados y fuera de la normalidad. Los sistemas de valores tradicionales y rígidos caen por su propio peso, y podemos sostenernos en una red de asistencia (Júpiter en Acuario). Pelea con padres, jefes, gobernantes y patriarcas en general es otra de las escenas posibles de destino.

La energía física se aquieta y se concentra. El ingreso de Marte en Tauro permite un descanso necesario para la energía corporal, y el ADN se integra en una frecuencia más natural y descansada. Como cuadra con Mercurio en Acuario, la mente futurista tendrá que encontrar un punto conciliatorio con la acción. Ansiedad, mal de estos tiempos.

Para quienes forman parte de este despertar masivo acuariano, los sentidos se vuelven más agudos y hay más sensación de salud y armonía. La recomendación es dormir mucho, alimentarse bien, utilizar el tiempo para arreglar cosas de la casa, restaurar, plantar, cuidar y sostener la vida.


Soltar la exigencia

Saturno, Mercurio y Júpiter plantean otras maneras, nuevas ideas de encarar las cosas. Cuando escuchamos de ciertas formas de pensar un asunto u otro, por momentos nos sonará "antiguo", propongo que nos quedemos en esta sensación para poder abrir un lugar a lo nuevo que se está por manifestar.

Como siempre en mes capricorniano, debemos soltar el estrés y la exigencia. "Si no me sale perfecto no sirve" puede aplicarse a muchos planos. Por ejemplo, en el área de la pareja, Venus desde Capricornio estará aspectando a Urano en Tauro pero en trígono: un momento para planificar cosas de dos y para revalorizar lo que tenemos en conjunto, para poner altas dosis de practicidad y proyectos.

Intervenir para perfeccionar sin angustias es otro desafío. Voy a ver el "error" en la estructura y voy a intentar transformarla.

Será mejor aprovechar el tiempo en un mundo difícil y no dejarse "bombardear" por el miedo y la inestabilidad del futuro: ¡ya vendrán los días acuarianos para eso! Quienes estén de vacaciones, aprovechen para soltar el año.

Es posible que veamos que todo entra en una dimensión de temblor. Todos los años el Sol conjunta a Plutón y pone la lupa en el inframundo para que algunos monstruos bailen su danza. Tomemos un poco de sombra con ellos, durante esta lunación, para volvernos más fuertes.

Por la astróloga y periodista Clara Gualano. IG: @astroyrituales