Nacional

Morón, Ituzaingó y Hurlingham abrirán cinco jardines de infantes con apoyo de la Iglesia

Morón, Ituzaingó y Hurlingham abrirán cinco jardines de infantes con apoyo de la Iglesia

Los municipios de Morón, Ituzaingó y Hurlingham firmaron una serie de convenios junto al Ministerio de Desarrollo Social y Cáritas Diocesana Morón en los que se propone refaccionar y crear un total de cinco jardines de infantes y espacios de primera infancia distribuidos en los tres distritos del Oeste del Conurbano bonaerense.

Morón incorporará tres espacios: el Jardín de Infantes Nuestra Señora de Luján en Castelar Sur, el Espacio Primera infancia Casa de Belén en Barrio Carlos Gardel y el Espacio de Primera infancia Casita dar Vida, en Morón Sur.

Tanto Ituzaingó cómo Hurlingham sumarán un nuevo espacio. En el primer caso se construirá un centro de primera infancia con capacidad para 80 chicos en terrenos pertenecientes a la diócesis de Morón, en el barrio San Damián, localidad de William Morris.

Los convenios fueron firmados por el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, el obispo de Morón, Jorge Vázquez, en su rol de presidente de Cáritas Diocesana Morón, y los intendentes Juan Zabaleta (Hurlingham), Lucas Ghi, (Morón) y Alberto Descalzo (Ituzaingó).

Los jefes comunales, funcionarios municipales y nacionales, e integrantes del clero compartieron una reunión en la que se definieron los detalles del proyecto.

Los jefes comunales, funcionarios municipales y nacionales, e integrantes del clero compartieron una reunión en la que se definieron los detalles del proyecto.

Según comunicaron desde el municipio de Morón, la finalidad de estos centros será "asistir al desarrollo integral de niños y niñas, garantizando su educación, asistencia nutricional, prevención y promoción de la salud a través de capacitaciones y talleres de crianza, desarrollo y estimulación que serán trabajados con sus familias y articuladamente con instituciones locales", y agregan que en adición al personal docente, los centros contarán con equipos de psicólogos, nutricionistas y trabajadores sociales.

Durante la firma, el ministro Daniel Arroyo declaró: "junto con el Obispado lo que se pone en marcha acá es la refacción o la creación en su conjunto de cinco espacios de primera infancia. Se trata de dos tipos de jardines, los maternales de 45 días a dos años, para la mamá o el papá que trabajan y necesitan que sus niños estén al cuidado de personas especializadas, y los de sala de 3, 4 y 5 años. Nuestro gran desafío es que todos los chicos vayan al jardín y todos tengan vacante".

El obispo, por su parte, expresó que "en este tema de la primera infancia es donde hay que atacar el problema para no tener otra generación excluida, la educación tiene que ser para todos".

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el obispo de Morón, Jorge Vázquez, firmando uno de los convenios

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el obispo de Morón, Jorge Vázquez, firmando uno de los convenios

Otro centro de desarrollo infantil recientemente inaugurado en el Oeste que también contó con participación eclesiástica, en este caso de la diócesis de San Justo, fue el Jardín "Padre Bachi" ubicado en un predio de la Iglesia en Isidro Casanova, partido de La Matanza.

El espacio fue inaugurado en octubre y lleva el nombre de quien impulsó su creación: Basilicio Brítez, conocido por todos como padre Bachi, un cura villero que desarrolló un importante trabajo en muchos barrios de La Matanza y falleció en agosto después de pasar dos meses internado a causa de COVID. La construcción contó con financiamiento del gobierno nacional, y tiene lugar para 400 chicos, convirtiéndolo en el jardín de infantes más grande del país.