Nacional

Reciclaje: en San Isidro ahora también recolectan vidrio y orgánicos en las casas

Reciclaje: en San Isidro ahora también recolectan vidrio y orgánicos en las casas

Con el ambicioso objetivo de seguir reduciendo la cantidad de basura que se envía al Ceamse, la Municipalidad de San Isidro sigue sumando iniciativas a sus programas de separación domiciliaria, reutilización y reciclaje. Ahora pusieron en marcha un plan piloto para recolección diferenciada de vidrios, y comenzaron a anotar a las familias interesadas en recibir una compostera para empezar a producir compost orgánico en sus casas.

Desde este mes comenzó una prueba piloto de recolección diferenciada de envases de vidrio en distintos barrios de San Isidro. En un comienzo trabajarán sólo con 250 familias para evaluar el funcionamiento y mejorar la logística. Luego, señalaron desde la Comuna, el plan es extenderlo a todos los barrios del Distrito.

Para poder largar esta etapa inicial se inscribieron 250 familias. El único requisito era que tuvieran real interés y se comprometieran a sostener su participación, ya que es clave para el desarrollo de las bases del programa que cubrirá el resto del Partido. “Incluso tenemos una lista de espera, que iremos sumando en la medida en que ampliemos la capacidad de atender los hogares con las recolección”, señaló Leandro Martín, subsecretario de Higiene Urbana.

Inauguración. Gustavo Posse, intendente de San Isidro, participó del lanzamiento del programa que, en esta primera etapa, llegará a 1000 familias.

Inauguración. Gustavo Posse, intendente de San Isidro, participó del lanzamiento del programa que, en esta primera etapa, llegará a 1000 familias.

Para lanzar esta nueva iniciativa, la Comuna hizo un convenio con la empresa Reciqlo, que se dedica al tratamiento y reciclaje de envases de vidrios. Cada semana, las 250 familias que participan del plan piloto llenan el cajón que recibieron con envases de vidrio, y lo recolecta la empresa. Según los cálculos de la Comuna, se reciben cerca 3 mil unidades por semana. Luego, los envases son llevados a la planta donde se les dará un nuevo uso: se pueden moler hasta obtener un material que se usa para fertilizar plantas y para espacio público, o bien se usa para trabajos de bacheo en frío, como sustituto del asfalto caliente.

El convenio firmado entre la empresa y el Municipio incluye que un porcentaje del material obtenido volverá a la Comuna en obras de este tipo. “De todos modos con este programa apuntamos también a generar conciencia entre los vecinos y a ampliar la cultura de separación”, apuntó Martín. Los vecinos que no participan de la recolección domiciliaria en esta primera etapa también pueden llevar sus envases de vidrio a cualquiera de los 2500 containers de separación que existen en todos los barrios.

Esta semana, además, comenzó la inscripción para “Compostate”, un programa que apunta a las familias que quieran reutilizar los residuos orgánicos de sus casas, disminuyendo el impacto sobre el medioambiente. En la primera fase participarán 1000 familias, que participarán de talleres gratuitos y luego recibirán una compostera para que puedan generar abono ecológico a partir de los restos de frutas y verduras desechados en sus casas. “La meta es reducir el 50% de los desechos, que es lo que representan los residuos orgánicos. Y pueden obtener un muy buen abono para las plantas y el jardín”, apuntó el secretario.

Ambos programas son gratuitos, y desde la Comuna señalaron que la meta es ampliarlos a más barrios a medida que avanzan estas dos experiencias piloto. Este año, además, ampliarán las zonas de recolección domiciliaria diferenciada, en un plan establecido con días fijos para cada localidad. Hoy, esta modalidad sólo cubre los barrios Santa Rita y Malvinas.

Mirá también