Nacional

Rosario: un joven fue a pedir droga fiada y terminó asesinado

Rosario: un joven fue a pedir droga fiada y terminó asesinado

Un joven de 25 años, identificado como Matías Oroño, fue asesinado este sábado en Rosario al intentar adquirir drogas. Según relataron familiares de la víctima, como no tenía plata para conseguir los estupefacientes, los pidió fiados. La respuesta fueron cinco tiros, al parecer por parte de custodios del vendedor, que le provocaron la muerte.

El crimen ocurrió en la intersección de Acevedo y Nazca, en el barrio Stella Maris, y la investigación sobre las causas del hecho quedó en manos de la fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Georgina Pairola, quien ordenó el relevamiento de la escena del crimen, el levantamiento de rastros y la toma de testimonios a familiares y posibles testigos del ataque armado.

Según comentó al diario La Capital la hermana del fallecido, de nombre Arantxa, el joven era un adicto que estaba en rehabilitación hace 8 meses.

“Salió a buscar droga. No tenía plata. Fue a que le fiaran. Él no era de drogarse y quedar tirado. Venía y se quedaba en la casa. Se ve que el que vendía no le quiso fiar, llamó a los que lo protegen y llegaron dos en moto: ‘Vos pagá lo que debés y dejate de joder’, le dijeron, y le pegaron cinco balazos”, relató la mujer.

Además, precisó que Oroño “corrió herido dos cuadras y cayó agonizante” a la vuelta de su casa, sobre la calle Maradona, en las inmediaciones del arroyo Ludueña. “Lo llevamos al HECA (Hospital de Emergencias Dr. Clemente Álvarez), pero no pudieron hacer nada”, agregó.

Al parecer, según este y otros testimonios de vecinos, a quien vendía las drogas no le agradó el pedido del joven. Fue entonces que, de acuerdo a esas mismas versiones, aparecieron dos personas en moto y ejecutaron a Oroño con cinco balazos calibre 9 milímetros, que le impactaron en la región testicular y lumbar, y el brazo y la pierna izquierdos.


“Balearon a Matías”

La hermana del joven muerto contó al diario La Capital cómo fueron los últimos momentos de su hermano con vida.

“Escuchamos los disparos, pero no pensamos que le podía haber pasado algo hasta que los vecinos nos dijeron que habían baleado a Matías. El corrió dos cuadras y cayó a la vuelta de mi casa. Lo cargamos en un auto. Lo llevamos al hospital. Pero nada pudieron hacer. Llegamos y a los 15 minutos nos dijeron que estaba muerto”, expresó.

La familia y allegados contaron también a ese medio que Oroño había jugado al fútbol hasta los 20 años en Renato Cesarini, un emblemático club de la ciudad que ha formado y promovido grandes jugadores en nuestro país, y que actualmente trabajaba en el Jockey Club.


Otra víctima de la violencia

Según medios rosarinos, en el HECA se produjo este sábado otro fallecimiento, a causa de un ataque con armas de fuego. Se trató de un hombre de 29 años, identificado como Franco Gabriel Rojas, quien ingresó a cuidados intensivos de ese centro de salud el 28 de julio pasado.

Sus lesiones más importantes a raíz de los disparos que recibió en una esquina del Barrio Moderno, también en el oeste rosarino, se concentraban en el tórax y el cuello.

La escalada de violencia en Rosario provocó la muerte de una docena de personas, solo en el mes de diciembre, y un total de 158 fallecimientos por asesinato desde el inicio de este año.