Nacional

Un chico se tiró de un piso 11 por el reto viral 'Jonathan Galindo': "Mamá, papá, los quiero pero debo seguir al hombre de la capucha"

Un chico se tiró de un piso 11 por el reto viral 'Jonathan Galindo':

La noticia estremece a Italia y el mundo. "Mamá, papá, los quiero pero tengo que seguir al hombre de la capucha", dijo un niño de 10 años que se tiró desde un undécimo piso para seguir el reto viral conocido como "Jonathan Galindo".

En otro párrafo de la nota que dejó el chico, que falleció en el acto, afirma: "Lo siento, pero le tengo miedo".

Se trata de un hombre con capucha negra que tiene la apariencia del perro Goofy, el personaje de Disney , y que pide "amistad" en distintas redes sociales a perfiles de gente muy joven, a la que le lanza desafíos para que realicen mediante técnicas de persuasión muy estudiadas.

Por seguir el reto viral de "Jonathan Galindo", un niño se tiró desde un piso 11 de un edificio de Napoli.

Por seguir el reto viral de "Jonathan Galindo", un niño se tiró desde un piso 11 de un edificio de Napoli.

​Este nuevo fenómeno, que recuerda a otros como el de la "Ballena Azul", nació en América y entró a Europa en primer lugar en España y Alemania, para acabar consolidándose con fuerza en Italia, donde se ha cobrado su primera víctima mortal.

​La trágica noticia la dio a conocer el Corrieri Della Sera, y da cuenta que el hecho ocurrió en la ciudad de Napoli, al Sur de la península.

Los investigadores secuestraron el celular, la computadora y la consola de juegos del menor y han vinculado el suicidio del niño con ese desafío viral, tanto por los enlaces encontrados en los equipos como por comentarios hechos a amigos.

Para los especialistas, el control de los padres sobre los dispositivos electrónicos de los menores es clave pata evitar problemas.

Para los especialistas, el control de los padres sobre los dispositivos electrónicos de los menores es clave pata evitar problemas.

Los padres, que descubrieron el cadáver de su hijo luego de escuchar en plena noche los gritos de otros vecinos que escucharon el golpe en la caída, aseguraron que era un niño feliz y sin problemas. Pero afirmaron que en los últimos días "parecía tener algún tipo de preocupación".