Nacional

Un policía mató a uno de los cuatro motochorros que intentaron robarle la moto

Un policía mató a uno de los cuatro motochorros que intentaron robarle la moto

Un policía mató de un balazo a uno de los cuatro motochorros que intentaron robarle la moto cuando se trasladada junto a su mujer a su casa en Rafael Castillo, La Matanza.

El hecho ocurrió durante la noche de este martes en el cruce de las calles Éufrates y Settino, y en principio el agente de la Policía bonaerense no quedó detenido ya que la justicia determinó que actuó en legítima defensa.

Según las fuentes, todo comenzó cuando el policía, que trabaja en el área Logística en la Jefatura Departamental de La Matanza, se hallaba franco de servicio y vestido de civil y circulaba junto a su mujer en su moto Rouser 200.

De acuerdo a los testimonios recolectados por los investigadores, el policía y su mujer volvían a su casa cuando fueron sorprendidos por cuatro motochorros armados que llegaron en dos motos, y los amenazaron para robarles la moto.

El hombre se identificó como policía y sacó su pistola calibre 9 milímetros reglamentaria, tras lo cual se originó un tiroteo en el que uno de los asaltantes murió al recibir un balazo a la altura del abdomen.

Personal del Comando de Patrullas de La Matanza se dirigió al lugar y constató la muerte del delincuente, de quien aún se desconoce la identidad. Este miércoles los investigadores  esperaban la identificación del hombre tras la autopsia que está previsto para las próximas horas y saber el causal de muerte.

El policía y su mujer resultaron ilesos, mientras que los otros cómplices del asaltante están siendo buscados por la policía que también analizan si son responsables de otros robos con similares características con visualización de videos de cámaras de seguridad municipales y vecinales.

El hecho es investigado por el fiscal Gastón Duplaá, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios de La Matanza, quien ordenó el secuestro del arma marca Tunder calibre 9 milímetros del policía para el peritaje. En principio, el fiscal Duplaá no tomó temperamento alguno con el agente, al considerar que se trataría de un caso de legítima defensa.

Mirá también