Nacional

Villalba: "La actuación de los policías fue correcta, el hecho fue muy particular"

Secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba
Secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba

El secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba, aseguró hoy que la actuación del inspector Juan Pablo Roldán y de su compañero de la Policía Federal en el hecho en el que el primero resultó asesinado a puñaladas en Palermo “fue correcta y acorde a los protocolos” aunque admitió que “pudieron haber fallado algunos recursos” vinculados a la capacitación que tienen para manejar ese tipo de situaciones.

“Yo veo que la actuación de los policías federales fue correcta, fue acorde a los protocolos, a la ley y a lo que el policía tiene que hacer. El hecho fue muy particular y muy fortuito. Hay que poner el foco en la capacitación y formación de nuestras fuerzas de seguridad y nosotros venimos trabajando en esto”, dijo Villalba en declaraciones a la radio online FutuRöck.

El funcionario reconoció que “sí, quizás, pudieron haber fallado algunos recursos que las mismas policías, en este caso de la Federal o de la Ciudad, tienen para moverse en este tipo de situación”.

“Había cuatro agentes y acá no es hablar de qué pistola o material tienen, sino de capacidades que en su formación y en su capacitación permanente las policías tienen para este tipo de situación”, agregó.

La Policía de la Ciudad “tiene una de las ratio de policías por habitante más grande del mundo"

En tanto, sobre la Policía de la Ciudad, el funcionario dijo que “tiene una de las ratio de policías por habitante más grande del mundo, tiene una cantidad de policías cada cien mil habitantes que está por encima de lo que las Naciones Unidas establecen como óptimo para cubrir situaciones de seguridad ciudadana”.

“Y la verdad –continuó-, es que ocurren hechos como éstos todo el tiempo en la ciudad de Buenos Aires. Ahí sí que podemos hacer un análisis de ver cómo se están utilizando los recursos de esa policía”.

Respecto a por qué no intervinieron los dos agentes de la policía porteña que estaban presentes en el hecho que culminó con la vida de Roldán, Villalba contestó: “Yo no puedo decir eso, soy el secretario de Seguridad de la Nación; eso tiene que estar bajo el análisis de las autoridades que conducen esa fuerza de seguridad”.

“Yo no puedo estar en la cabeza de la gente, en este caso de agentes, de policías, hablando de miedo o no miedo. Y menos de un profesional que tiene las aptitudes y los recursos para poder manejarse en esas situaciones, pero no tiene posibilidades de prever una situación muy particular y fortuita como la que se dio”, explicó Villalba.

Por último, al ser consultado por la polémica que se generó tras ese hecho en torno a las pistolas Taser, aseguró que “es un análisis contra fáctico que surgió rápidamente por un aprovechamiento político, mezquino y deleznable” de lo sucedido.

En este sentido, indicó que, "si las personas que dicen hoy que las Taser hubieran servido, de verdad lo creyeran, le tendrían que haber puesto la Taser en la mano a sus policías en los cuatro años en los que gobernaron y eso no pasó”, señaló.