Política

Axel Kicillof sobre el desalojo de Guernica: "Tratamos de hacerlo con todos los cuidados posibles"

Axel Kicillof sobre el desalojo de Guernica:

El gobernador Axel Kicillof defendió esta tarde el desalojo de los últimos terrenos que quedaban ocupados en Guernica. “Tratamos de hacerlo con todos los cuidados posibles y se buscó evitar heridos o situación de violencia, que no fue lo que se observó” dijo el mandatario bonaerense desde Bahía Blanca.

“Mañana terminaba la segunda prórroga y si no se procedía, la Provincia entraba en desacato”, justificó Kicillof sobre la decisión de judicial de avanzar con el retiro de los ocupantes de un predio ubicado en el municipio de Presidente Perón. La medida se concretó de madrugada con un fuerte operativo policial que encabezó el ministro de Seguridad, Sergio Berni.

En una conferencia de prensa que ofreció en el puerto bahiense, el gobernador expresó que en el lugar de la toma quedaban “unas pocas familias”, las que no habían aceptado las propuestas de solución ofrecidas por su gobierno, durante los dos periodos de prórroga que concedió la Justicia.

"Me reservo cualquier comentario sobre los dirigentes o militantes de alguna fuerza política que también estaban en el lugar. Representan una decisión política de estar ahí y no por problemas edilicios propios”, destacó Kicillof en una clara referencia al Partido Obrero y su pata piquetera, el Polo Obrero, que estaban en el lugar y realizaron cortes en varios puntos de la Provincia y la Ciudad tras el desalojo. Desde el Polo Obrero informaron esta tarde que tras los incidentes con la policía se registraron 19 detenciones.

“Hemos visto experiencias anteriores de desalojos donde sucedieron cosas muy distintas”, comparó con otras acciones Kicillof, que llegó al mediodía a Bahía Blanca para participar de la inauguración de un nodo logístico de la cadena de supermercados La Cooperativa Obrera, en el mes de su centenario.

“Algunos nos criticaron por no desalojar el primer día. Otros por llegar a un acuerdo con los vecinos y otros por lo contrario. Le pusimos el máximo empeño para que abandonaran el predio y tuvieran solución a problemas que, en algunos casos, son genuinos”, dijo el mandatario bonaerense.

Kicillof defendió la actuación de su gobierno durante todo el proceso en que se extendió la ocupación de los terrenos en Guernica. Dijo que las prórrogas solicitadas, permitieron “hacer varias cosas con consentimiento del juez y de los fiscales que son quienes deciden qué tipo de solución o respuesta darle”.

Agregó que la cuestión se encontraba “totalmente judicializada” y que en ese contexto se avanzó primero en un censo que detectó 1.098 grupos familiares y luego en una solución aceptada por 734 familias.

Al final de una larga respuesta a la única pregunta sobre el desalojo, Kicillof desmintió que se hubiera ofrecido dinero a los usurpadores para retirarse del predio. ”Nadie de Guernica nunca tuvo una oferta. Es una mentira y lo atribuyo a la intención de generar intenciones totalmente equivocadas para enfadar, enojar y enardecer a alguna gente con una mentira”, dijo el gobernador.

Mencionó que las versiones sobre la oferta de hasta 300.000 pesos, se vinculan con un programa “que existe desde 2003, se renovó en 2007 y 2009 cuando era de 30.000 pesos. Si hubiera sido como publicaron en tapa dos diarios, el monto alcanzaba en total para atender a unas 180 personas”, detalló el gobernador. Estaba acompañado por el intendente de Bahía Blanca Héctor Gay y el presidente del Consorcio Portuario Federico Susbielles.