Política

Cencosud reclama la devolución de un predio para crear un megaproyecto inmobiliario

Cencosud reclama la devolución de un predio para crear un megaproyecto inmobiliario

Un megaproyecto empresario frenado durante el macrismo podría reactivarse si el gobierno de Alberto Fernández da el visto bueno. Se trata de una inversión de alrededor de US$ 250 millones que iba a realizar el Grupo Cencosud, de capitales chilenos, en un predio en Beccar, y que se encuentra en un limbo judicial desde 2016, cuando la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) inició un proceso de recuperación del predio, donde antiguamente funcionaba la ex Obras Sanitarias.

Pero tras la salida de Cambiemos del poder y teniendo en cuenta la buena sintonía que viene mostrando la empresa de retail con el oficialismo, hay quienes creen que podría haber espacio para negociar un acuerdo conveniente para ambas partes. Cencosud es dueño de los supermercados Jumbo, Disco y Vea, y de la cadena de ferretería y decoración Easy.

En enero pasado, Cencosud acordó con el Ministerio de Desarrollo Productivo inversiones por US$ 163 millones, que Alberto Fernández confirmó en su visita a Chile, cuando se reunió, además de con otros empresarios, con el presidente del holding Hörst Paulmann. En la charla previa por videollamada con el ministro Matías Kulfas y otros funcionarios se había cerrado un aval para reformar y renovar 44 supermercados de Jumbo, Disco y Vea, así como 13 sucursales de Easy. Sólo por ese concepto, Cencosud ya desembolsó unos $ 2.000 millones.


Infografía: Clarín

Ese antecedente genera expectativas en la empresa, que cree que puede ser un momento propicio para recuperar la inversión en Beccar, en San Isidro, que fue de US$ 22 millones en 1996, pero en la que pretendía desembolsar US$ 600 millones para construir un shopping center, tres torres de 14 pisos cada una y seis condominios de departamentos. Esa cifra se calculaba en 2016, con el dólar cotizando en torno a los $ 16. Al tipo de cambio actual, la inversión, en dólares, representaría menos de la mitad de esa previsión.

Así, Cencosud desembarcaría con fuerza también en el sector inmobiliario. El Gobierno, por su parte, podría motorizar un proyecto que garantice fuentes de trabajo en la provincia de Buenos Aires, donde mayores níveles de desocupación existen.

El freno se dio hace cinco años, cuando el titular de la AABE Ramón Lanús -quien buscó en 2019 ser candidato a intendente de San Isidro- llevó a la Justicia la situación porque, argumentó entonces, Cencosud nunca había presentado un proyecto urbanístico en los diez años que tenía para hacerlo. Así, entendió entonces la AABE, el predio pasaba automáticamente a manos del Estado. La empresa, en tanto, acusó de tener intereses políticos en el asunto a Lanús, al que apuntó indirectamente por haber sido promotor de protestas y marchas en contra de la iniciativa. Vecinos de la zona promueven que el espacio se conserve como un pulmón verde y se construya allí un parque público.

​Con el cambio de gobierno, Lanús dejó el cargo, que pasó a ocuparMartín Cosentino , ex funcionario de la jefatura de Gabinete en la provincia de Buenos Aires durante la gestión de Daniel Scioli. Durante 2020 no hubo avances por la situación del predio de Beccar. Fuentes de la compañía aseguran que el año pasado no encontraron un interlocutor válido, pero creen que 2021 empezó diferente, con el buen feedback que lograron con Desarrollo Productivo y también por el encuentro entre Paulmann y Fernández, el pasado 27 de enero, en Santiago de Chile. Por estos días, el plan de la compañía es poder seguir acercando posiciones con las diferentes estructuras del Gobierno para avanzar en la puesta en marcha del demorado emprendimiento y que 25 años después de la adquisición del predio, se encuentra frenado.