Política

Dudas con el plan de vacunación: Carla Vizzotti reveló una discusión privada y quedó en la mira

Dudas con el plan de vacunación: Carla Vizzotti reveló una discusión privada y quedó en la mira

"Se mandó sola. No sabemos por qué". Este martes por la mañana, en el Gobierno seguía la tensión y algún pase de facturas por las idas y vueltas con el plan de vacunación para combatir el Covid 19, luego de que la viceministra de Salud, Carla Vizzotti, planteara el lunes la posibilidad de aplicar de arranque una sola dosis de la Sputnik V -de origen ruso- y fuera desmentida más tarde por el propio presidente Alberto Fernández, según adelantó Infobae. Horas más tarde, la propia funcionaria debió rectificarse en público y confirmar que se darían las dos dosis a cada vacunada.

Según pudo reconstruir Clarín, la posiblidad de diferir la segunda dosis de la vacuna rusa estaba siendo discutida dentro del Gobierno. En privado. Es más: aún hoy, con la polémica al tope, no se descarta implementar esa estrategia más adelante.

Así lo confirmó una alta fuente del Gobierno a este diario. "Se analizó internamente el tema de postergar la aplicación de la segunda dosis de la Sputnik, como lo vienen discutiendo muchos países, como Gran Bretaña, Bélgica o Alemania. Incluso la OMS. Pero no era una discusión zanjada ni mucho menos. Por eso, no entendemos por qué ella salió a decirlo en público, cuando no había una decisión tomada y ni siquiera era una gran discusión interna".

A fines de diciembre comenzó el plan de vacunación con la Sputnik V en el país.

A fines de diciembre comenzó el plan de vacunación con la Sputnik V en el país.

- ¿En privado Vizzotti sugería esta estrategia y pudo decirlo en público para presionar?, consultó Clarín al funcionario.

- No lo sabemos. Es un pensamiento válido, pero recién se estaba analizando. Habría que preguntarle a ella.

Clarín intentó comunicarse con Vizzotti, pero no obtuvo respuesta. La viceministra es una de las funcionarias más valoradas por Fernández. Fue la que viajó a Rusia en secreto a negociar la compra de la vacuna rusa e incluso en algún momento se llegó a especular con que podría ascender y reemplazar al ministro Ginés González García en el cargo. Ahora que apuntada.

Respecto a la Sputnik V, en el Gobierno repitieron el dato que vienen destacando los expertos. Las dos dosis son distintas y complementarias, a diferencia de otras vacunas. Por eso, las 300 mil nuevas dosis que se irán a buscar esta semana con una avión de Aerolíneas se les aplicarán a las mismas personas previstas para la primera.

"Acá la estrategia central es conseguir la mayor cantidad de vacunas y vacunar masivamente. Después de estas 300 mil, hay garantizadas 5 millones más de la Sputnik, en febrero y marzo estará la de AstraZeneca y seguimos negociando. Lo de diferir las dosis se puede plantear, no es un delirio, es una discusión abierta en todo el mundo contra un virus que no se conoce y una pandemia que va cambiando. Si los contagios se disparan más, no sabemos cómo lo combatiremos. Hay que ver cómo funcionan las vacunas. Pero hoy, por el momento, la decisión es dar las dos dosis juntas", ampliaron en el Gobierno y dejaron abierta la chance de rever la estrategia más adelante.

Carla Vizzotti Y Alberto fernandez  en una conferencia de prensa. Foto Marcelo Carroll.

Carla Vizzotti Y Alberto fernandez en una conferencia de prensa. Foto Marcelo Carroll.

El enojo con Vizzotti se vincula más con el ámbito en el que habló que con lo que dijo. "En un contexto así no podés salir a cortarte solo, plantear antes los medios debates o cosas que se analizan internamente. Y menos cuando estamos tratando de generar confianza para que la gente se vacune", agregó la fuente. El ministro González García habló este mismo lunes con Vizzotti para intentar zanjar la polémica.

Una encuesta reciente de Poliarquía advierte justamente por el tema de la confianza. La consultora preguntó: “Hace algunos días el Gobierno comenzó la vacunación contra el coronavirus. ¿Usted seguro se vacunará, podría llegar a vacunarse o seguro no se vacunará?”. Entre fines de julio y enero, se triplicó la cantidad de encuestados que dijo que "seguro no se vacunará". Pasaron de 8% a 24%.

Este dato hace ruido con el el objetivo central del Gobierno, hoy, que es vacunar masivamente para inmunizar a la mayor cantidad de gente y bajar la mortalidad.