Política

El Gobierno analiza restringir vuelos y la cantidad de pasajeros que llegan por Ezeiza

El Gobierno analiza restringir vuelos y la cantidad de pasajeros que llegan por Ezeiza

"En pandemia no hay previsibilidad", dicen en el Gobierno y bajan un mensaje. "Lo más importante ahora es desalentar el turismo internacional". Con este lema en la Casa Rosada tomarán decisiones en torno a las que serán las entradas al país para los próximos días desde este viernes 8. Entonces regirán nuevas directivas para quienes llegan sobre todo por Ezeiza.

Hace unos días, desde el Ministerio de Salud llegaron a pedir el cierre total del aeropuerto internacional más importante del país, como lo estuvo durante los días más duros de la cuarentena que se impuso en marzo. Pero esa posibilidad fue cuestionada por otras áreas del Gobierno. Salud tiene las posturas más duras y restrictivas.

Por estas horas, tras la decisión de limitar la circulación nocturna, se  debaten entre limitar la cantidad de ciudadanos que entran por día al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini -argentinos y residentes, ya que los extranjeros no están permitidos actualmente- o limitar la cantidad de vuelos que ingresan. En el Gobierno rige el criterio de que menos mientras menos aviones salgan y menos personas ingresen al país habrá menos chance de que ingresen personas contagiadas de coronavirus. Sobre todo con el foco en las nuevas cepas que se detectaron en otros continentes.

Pero por otro lado, también se analiza ampliar a más países la suspensión de las autorizaciones otorgadas en vuelos directos procedentes y con destino al Reino Unido, Australia, Dinamarca, Italia y Holanda, que se habían implementado en Navidad a partir de la aparición de la nueva cepa que se vio en Europa. Se estudia ampliarlo a toda Europa y aún no se tomó la decisión aún sobre ampliar la prohibición a los vuelos provenientes de Estados Unidos. En el Gobierno afirman que desde Reino Unido, Australia, Dinamarca, Italia y Holanda hubo quejas de discriminación.

El ministerio de Ginés González García y su viceministra, Carla Vizzotti, encarnan las figuras del Gobierno que se muestran más implacables en sus conversaciones con el ministro Eduardo de Pedro (Interior) y la Directora Nacional de Migraciones, Florencia Carignano. "Estamos muy preocupados", viene diciendo González sobre los números más altos de contagios en estas últimas semanas de 2020 y los primeros días del 2021.

El cierre completo de Ezeiza sería un golpe duro. Así se vio en marzo pasado. Además de un fuerte daño económico a las aerolíneas, decenas de miles de argentinos y residentes quedaron varados en el exterior.

Pero esta vez, el Gobierno busca desincentivar la salida al exterior. Por eso seguirá vigente y se endurecerá aún mas la declaración jurada que deben firmar todos los ciudadanos que viajan al exterior y en el que se hacen responsables de sus regresos.

El Estado no se hará cargo de los que puedan quedar varados en el exterior ni pagará atrasos en los regresos como ocurrió en los primeros meses del cierre total. "No hay más vuelos de repatriación", señalan.

¿Qué pasa con las personas que salieron por alguno de los pasos terrestres que estaban habilitados?

Analizan cerrar todos los pasos terrestres que se habían abierto de manera excepcional  (desde Uruguay, Gualeguaychú-Fray Bentos; desde Brasil, Paso de los Libres-Uruguayana; desde Chile, Cristo Redentor y los pasos que involucren el tránsito país-país). Y dejar sólo abierto el de San Sebastián.

Mirá también