Política

La inesperada queja de Diego Brancatelli por el costo de las cargas sociales de sus empleados

La inesperada queja de Diego Brancatelli por el costo de las cargas sociales de sus empleados

El periodista Diego Brancatelli sorprendió con una fuerte queja por las cargas sociales y la presión impositiva que recae sobre los empresarios cuando contratan empleados.

El panelista de Intratables (América TV) contó que maneja un supermercado en Caseros y que tiene varios empleados a cargo, pero que le está yendo "bastante flojo" por los gastos que tiene que afrontar.

"Tenemos a todos (los empleados) en blanco y es un dolor de cabeza pagar los salarios más todas las cargas sociales, que es lo que realmente nos hace la diferencia de que no nos vaya bien", señaló Brancatelli ante la sorpresa de Alejandro Fantino y el resto de los panelistas.

"Yo no quiero que sea fácil despedir, pero tampoco quiero que cuando vos despidas a alguien te tengas que fundir porque te hacen juicio con cosas que son inexistentes y siempre tienen la razón. Es imposible sostener", agregó el panelista y militante del kirchnerismo.

El periodista coincidió en el programa con el candidato de Juntos por el Cambio, Yamil Santoro, quien minutos antes había asegurado que una de las primeras medidas que tomaría sería bajar los impuestos al trabajo.

"Tendría que ser más fácil poder contratar y que haya facilidades. Si a mí me diesen la posibilidad de contratar más gente sin tener que pagar lo que hay que pagar, yo tendría el doble de gente de la que tengo. Necesito el doble de gente", concluyó.

El viernes, en el Coloquio de IDEA, el presidente Alberto Fernández había intentado acercarse a los empresarios y les prometió que tanto la doble indemnización como la prohibición de despidos son medidas que "no van a sostenerse en el tiempo".

Ante esto, sostuvo que el desafío es que "cada argentino encuentre en el siglo XXI dónde trabajar y ganar dignamente el sustento para la familia" porque -apuntó- "la asistencia del Estado no puede ser la solución, sino un paliativo para sobrellevar la pobreza. No es posible perpetuar esta realidad que debe avergonzarnos".

DD