Política

La reunión entre el Gobierno y la oposición por el FMI entró en "stand by"

La reunión entre el Gobierno y la oposición por el FMI entró en

El encuentro entre el presidente Alberto Fernández, el ministro de Economía, Martín Guzmán, y los gobernadores y jefes parlamentarios de Juntos por el Cambio que estaba previsto para la semana próxima entró en duda y es muy probable se postergue.

"Por ahora está en stand by", señaló una fuente calificada del Gobierno a Noticias Argentinas, al tiempo que dio casi por descartado que pueda llevarse a cabo entre el lunes y martes próximos, como habían acordado el Presidente y el gobernador de Jujuy y líder de la UCR, Gerardo Morales.

En Juntos por el Cambio afirmaron hasta último que, para ellos, el encuentro seguía en pie pero, al mismo tiempo, indicaron que desconocían si sería "el lunes o el martes, y también el lugar", según señalaron a este medio dos fuentes de ese espacio político.

El Gobierno demoró esas definiciones y, finalmente, bajó la expectativa en torno a la posibilidad de que la reunión se lleve a cabo la semana próxima y hasta puso en duda la participación del Presidente junto a Guzmán.

Una de las razones es el malestar que se extendió en el oficialismo por la postura de los dirigentes de Juntos por el Cambio ante la convocatoria inicial del Gobierno.

Los gobernadores de la UCR y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, primero rechazaron la invitación de Guzmán para concurrir junto al resto de los mandatarios provinciales del país al encuentro del último miércoles, en el que el ministro expuso sobre la negociación con el FMI.

A esa reunión, Morales y los gobernadores Gustavo Valdés (Corrientes) y Rodolfo Suárez (Mendoza) enviaron representantes, a diferencia de Rodríguez Larreta que decidió mantenerse al margen, lo que expuso una vez más las diferencias internas en la coalición.

Finalmente, la mesa nacional de la coalición opositora ratificó que sus gobernadores y sus jefes parlamentarios irían a una reunión con Guzmán la semana próxima, pero criticaron la primera exposición del ministro, reclamaron a lleve "más precisiones" al encuentro previsto y pidieron que cualquier diálogo sobre el tema de la deuda con el FMI pase por el Congreso.

Esto generó malestar en la Casa Rosada y enfureció a los diputados nacionales del Frente de Todos que, cuando todavía se mantenía la posibilidad de que la reunión se concretara la semana próxima, salieron al cruce de los dirigentes opositores.

En el interbloque opositor hubo quienes interpretaron esas críticas como un intento por "romper" el encuentro pautado, mientras que otros comentaron que el oficialismo intentaba aplazar la reunión porque el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y Máximo Kirchner no iban a poder concurrir en esa semana.

Más allá de esas versiones, en las últimas horas Massa informó que se aisló preventivamente porque su esposa, Malena Galmarini, presidenta de AySA, se contagió de Covid-19, por lo que su participación en el encuentro entró efectivamente en duda.

Por el momento, la reunión quedaría postergada para la segunda quincena de enero, según supo NA, aunque el mal clima entre el oficialismo y la principal fuerza opositora no ofrece casi ninguna garantía.