Política

Los constitucionalistas rechazan que el juez Furnari pueda cerrar las escuelas con su fallo

Los constitucionalistas rechazan que el juez Furnari pueda cerrar las escuelas con su fallo

El fallo con el que este martes el juez en lo contencioso administrativo federal Esteban Furnari buscó deshacer la medida cautelar de la justicia porteña que el domingo había suspendido el cierre de las escuelas por quince días no será el punto final para la guerra jurídica y política entre el gobierno nacional y la ciudad de Buenos Aires. Mientras el procurador del Tesoro Carlos Zannini consume los cinco días que le dio la Corte Suprema de Justicia para oponer sus argumentos al pedido de Horacio Rodríguez Larreta para suspender el capítulo escolar del DNU que sumó cierres y restricciones, dos constitucionalistas consultados por Clarín rechazaron la sentencia y las razones del juez Furnari para volver a clausurar las aulas.

"El juez no puede hacer lo que hizo. Eventualmente puede declararse competente -yo creo que está equivocado- por cómo está planteada la demanda ante la ciudad. Pero aún así esa pretensión debe ser opuesta a la del tribunal porteño, y eventualmente resuelta por la Corte", explica a Clarín el constitucionalista y docente Alberto Garay.

"La Corte siempre dice que para determinar la competencia en un conflicto debe analizarse cómo planteó el caso el actor. Y la asociación de padres y docentes que pidió el amparo ante la justicia porteña dijo lo que el profesor Néstor Sagües denomina inconstitucionalidad por omisión: ellos demandan al jefe de Gobierno y le dicen que la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires asegura la educación y otros derechos, y él no está haciendo nada para hacerlos cumplir, con la excusa de que el DNU del Ejecutivo lo impide. Yo quiero que vos hagas cumplir la Constitución de la Ciudad, porque lo que está haciendo ese decreto es inconstitucional y lo que estás haciendo vos -Horacio Rodríguez Larreta- también es inconstitucional porque estás desobedeciendo a la Constitución."

El doctor Garay estima que "así planteado, es un típico caso en el que está en juego el derecho local -derecho de la ciudad- y derecho federal, expresado en la Constitución Nacional. Es un caso que después va a llegar a la Corte por vía de recurso extraordinario, porque encuadra expresamente en el artículo 14 inciso 2 de la ley 48, por lo cual allí se asegura la última palabra al máximo órgano judicial."

¿Puede entonces el juez Esteban Furnari imponer su criterio por sobre lo resuelto por la Cámara Contencioso Administrativa porteña? "De ninguna manera; lo que hace Furnari de suspender la sentencia es como mínimo un muy grueso error, porque el Código Procesal expresamente dice que las cuestiones de competencia tramitan por vía incidental y que no se suspende el trámite, salvo que sean cuestiones de competencia territorial. Y en este caso no es un problema territorial sino de materia: el gobierno y Furnari dicen que es de materia federal."

"No sólo nadie podía suspender la decisión de la Cámara, sino que Furnari tampoco tiene competencia para meterse en el otro expediente, el que tramita en la justicia porteña. El no puede dejar sin efecto lo que resolvió el juez de la ciudad, sino que al declararse competente, y pujar por esa competencia con el fuero porteño, tiene que remitir el conflicto a la Corte e invitar al otro tribunal a que haga lo mismo."

Mucho más directo, el constitucionalista Félix Lonigro cree que "la justicia federal no es jerárquicamente superior a la ordinaria y local. Creo que el juez Furnari ha incurrido en prevaricato con este fallo, y la Ciudad puede desconocerlo. También está cada vez más claro que la Corte no puede seguir durmiendo, porque ahora además, hay un conflicto de competencia".