Política

'Los riojanos, los que hablan en esdrújula', dijo Alberto F. al imitar la tonada riojana para referirse al 'olvido del norte grande'

'Los riojanos, los que hablan en esdrújula', dijo Alberto F. al imitar la tonada riojana para referirse al 'olvido del norte grande'

Alberto Fernández encabezó un acto de inauguración de un tramo de la ruta 7 en Chaco y, en un momento de distensión, cuando tenía a su lado al gobernador Jorge Capitanich y a parte de su gabinete, se refirió al “olvido del norte grande" con un intento de imitación de la tonada riojana, al recordar una anécdota que vivió junto a su padre, oriundo de esa provincia.

"Ustedes saben que soy hijo de un riojano, de alguien del norte de la Argentina y siempre sufrí el olvido. Mi papá recordaba a Joaquín V. González que decía que a La Rioja se entraba llorando y se salía llorando y hacía una broma de vivir en ese norte grande", arrancó el Presidente.

En su relato contó que su padre le decía: "'Los riojanos, los que hablan en esdrújula, los cordobeses y los rosarinos se tienen bronca, los sanjuaninos y los mendocinos se tienen odio, los catamarqueños y los riojanos nos tenemos lástima’ de ver lo poco que llegaba la Argentina hacia ese Norte”.

En este contexto, expresó que no le gusta vivir “en una Argentina que tiene un centro de la opulencia y periferias al norte y al sur”. Por eso se expresó a favor de “una Argentina que se integre, que crezca y tenga las posibilidades de desarrollo por igual y que todos tenga la misma posibilidad de desarollo” y evaluó que el país “no se desarrolló así por muchos motivos”.

"La historia dice que hay una Argentina del centro preocupada por el puerto y otra que, cuanto más alejada del puerto está, más sufriente y olvidada quedaba. Eso es lo que pasó a este norte de la Argentina y Chaco es parte primordial de ese norte”, transmitió.

Justamente al abordar las desigualdades de la Argentina, Fernández expresó: “Si hay algo que me puse en la cabeza cuando digo que a la Argentina vamos a volver a federalizarla, porque la Argentina dice ser un país federal que en los hechos no lo es, y decía que voy a ser un gobierno de 23 gobernadores y un jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires".

"A mí me encantaría que muchos porteños, como yo, vean lo que vi en el video sobre la inauguración de obras viales. Alguien que diga: ‘Por primera vez vi pasar un colectivo en esta ruta’. Para que se den cuenta del tamaño de desigualdad", aseveró.

En este contexto, Fernández insistió con su llamado a la unidad: “Ojalá entendamos que el tiempo de los desencuentros se terminó en la Argentina". "Eso quiere decir que, aún en la diversidad, hay momentos donde debemos estar unidos y hay causas que nos obligan a estar unidos. A unir a la Argentina con mejores rutas, terminar con los barrios carenciados, educar, proteger a quienes sufren algún tipo de discriminación son propósito de todos los argentinos", añadió.

También hubo un capítulo dedicado a la pandemia del coronavirus cuando manifestó que "ojalá que tanto padecimiento haya servido para que entendamos que somos hermanos, que no nos hagan enfrentar más".

En este tramo también recurrió a otro personaje. "El Martín Fierro lo dijo con sabiduría: ‘Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera y si se pelen entre ellos los devoran los de afuera’. Demos vuelta la página del desencuentro, abracémonos, miren todo lo que tenemos que hacer", dijo.

Ya en modo de campaña, el Presidente mandó un mensaje a la oposición: “Los que hacen política con la pandemia no merecen nuestro afecto”.

Finalmente advirtió que “la salida de la pandemia está a pocos metros” y que “cuando se cruce esa puerta volverá la vida habitual: se podrá trabajar a pleno, abrazarnos y recuperar nuestras vidas, tan alteradas”".