Salud

Dispersión de semillas: qué es y en qué consiste

Dispersión de semillas: qué es y en qué consiste

La supervivencia y disgregación de las diferentes plantas y especies del reino vegetal tiene una explicación evolutiva, como también sucede con los otros reinos de seres vivos. La dispersión de semillas explica cómo, a lo largo de los siglos, hay plantas que existen en diferentes lugares con climas de lo más diversos.

Si los frutos de un árbol cayeran alrededor del árbol y sólo sus semillas germinaran, solamente habría un tipo de árbol en esa zona. Las semillas del manzano quedarían concentradas cerca de su manzano de origen, las del naranjo alrededor del naranjo y así sucesivamente. Se organizarían en un bosque de árboles del mismo tipo donde convivirán sólo entre ellos.

La dispersión de semillas las ha ayudado a moverse, ir a nuevas superficies, colonizarlas y volverse, con el paso de millones de años, más resistentes como especie. En qué consiste la dispersión de semillas y como sucede.

Las semillas de las palmeras suelen son llevadas por el mar o los ríos.

Las semillas de las palmeras suelen son llevadas por el mar o los ríos.

Dispersión de semillas

La dispersión de semillas es un mecanismo evolutivo que las especies del reino vegetal utilizan para adaptarse, para sobrevivir y para competir con otras especies en un mismo territorio. Con esta estrategia, avanzan poblando nuevas superficies y desapareciendo de otras, sin así extinguirse. Se dice que hay cuatro estrategias principales de dispersión.

La anemocoria es la dispersión por el viento, que sucede cuando las semillas son livianas y se encuentran en zonas ventosas, mediante la acción de ráfagas de viento que pueden trasladar las semillas a cientos de kilómetros de distancia.

Para que la planta germine, sin embargo, las semillas deben caer en suelo fértil. Ejemplo de esto son los panaderos (también llamada Diente de León o Aster) o el plátano.

Las ardillas suelen enterrar y olvidar bellotas que luego germinan.

Las ardillas suelen enterrar y olvidar bellotas que luego germinan.

Pero la dispersión también puede darse por acción del agua, y a ese proceso se lo llama hidrocoria. Si las semillas no son demasiado pesadas y los árboles que producen el fruto se encuentran a orillas de un río o mar, pueden caer al agua y ser trasladadas a zonas de tierras más bajas. Un ejemplo de esto son las semillas del cocotero. Este tipo de palmera suele estar en las costas por esa razón.

Cuando la dispersión se da a través de animales, esto se llama zoocoria. Los mismos pueden tragarse el fruto y defecar su semilla en otro lugar (como sucede con el Caldén, el árbol típico de la provincia La Pampa, protagonista de la moneda de 10 pesos) o también posarse y trasladar semillas en sus pieles, plumas o patas, como sucede en algunos casos con los insectos.

Otra de las formas de dispersión a través de animales se da cuando las semillas son enterradas por ciertos animales (especialmente roedores) que “olvidan” dichas semillas. Es el caso de las ardillas y las bellotas.

Plátanos. Otra típica semilla que el viento traslada de región.

Plátanos. Otra típica semilla que el viento traslada de región.

Además, hay plantas que han sobrevivido también por acción del hombre. Su dispersión se llama antropocoria. En el caso del chamico, por ejemplo, es muy pesado y difícil de dispersar. Pero cuando está en un cultivo de trigo, la acción de la cosechadora y su posterior descarte la ha ayudado a dispersarse, sobre todo en tierras cultivables.