Salud

Ejercicio y salud mental: la paradoja de la pandemia y consejos para superarla

Ejercicio y salud mental: la paradoja de la pandemia y consejos para superarla

El ejercicio físico es bueno para la salud mental. La evidencia científica ha dado cuenta de ello en diversos estudios.

La pandemia resintió la salud mental de muchas personas. Múltiples trabajos realizados en todo el mundo durante el último año también lo han observado.

El ejercicio físico, por lo tanto, podría ayudar a mejorar la salud mental deteriorada en el marco de la crisis sanitaria.

Al parecer, no es tan fácil.

Hete aquí la paradoja de la pandemia descripta en un reciente estudio: las personas quieren estar activas para mejorar su salud mental, pero les resulta difícil hacer ejercicio físico como consecuencia de la ansiedad y el estrés, afirman investigadores de la Universidad McMaster, de Canadá, que encuestaron a más de 1.600 personas con el objetivo de comprender cómo y por qué la salud mental, la actividad física y el comportamiento sedentario cambiaron a lo largo del tiempo, en el transcurso de la pandemia.

Motivador y barrera

"Mantener un programa de ejercicio regular es difícil en el mejor de los casos y las condiciones que rodean la pandemia de Covid-19 pueden dificultarlo aún más", afirma Jennifer Heisz, autora principal del estudio y profesora asociada en el Departamento de Kinesiología de McMaster.

Los resultados del trabajo que explican la paradoja de la salud mental como motivador y a la vez barrera para el ejercicio físico fueron publicados en la revista Plos one.

Algo de ejercicio es mejor que nada, afirman. Foto Shutterstock.

Algo de ejercicio es mejor que nada, afirman. Foto Shutterstock.

Heisz dice al respecto: "Aunque el ejercicio viene con la promesa de reducir la ansiedad, muchos encuestados se sentían demasiado ansiosos para hacer ejercicio. Asimismo, aunque el ejercicio reduce la depresión, los encuestados que estaban más deprimidos estaban menos motivados para ponerse activos y la falta de motivación es un síntoma de depresión".

Los encuestados afirmaron que la pandemia les provocó un mayor estrés psicológico y niveles moderados de ansiedad y depresión.

Al mismo tiempo, según lo relevado, la actividad aeróbica disminuyó unos 20 minutos por semana, el entrenamiento de fuerza aproximadamente 30 minutos por semana y el tiempo sedentario aumentó unos 30 minutos por día en comparación con los seis meses anteriores a la pandemia.

Aquellos que informaron las mayores disminuciones en la actividad física también experimentaron los peores resultados de salud mental, informaron los investigadores, mientras que los encuestados que mantuvieron sus niveles de actividad física experimentaron un mayor bienestar mental.

Los investigadores también encontraron que las disparidades económicas influyeron, particularmente entre los adultos más jóvenes.

"Al igual que otros aspectos de la pandemia, algunos datos demográficos se ven más afectados que otros y aquí son las personas con ingresos más bajos las que luchan por alcanzar sus objetivos de actividad física", precisó Maryam Marashi, estudiante de posgrado en el Departamento de Kinesiología y co- autor principal del estudio.

"Es plausible que los adultos más jóvenes que normalmente trabajan más horas y ganan menos tengan menos tiempo y espacio, lo que les está pasando factura".

Después de analizar los datos, los investigadores diseñaron un conjunto de herramientas basado en evidencia que incluye los siguientes consejos para mantenerse activo:

✔Adoptá la mentalidad: algo de ejercicio es mejor que nada.

✔Reducí la intensidad del ejercicio si eleva la ansiedad.

✔Movete un poco todos los días.

✔Interrumpí el tiempo sedentario con pausas para estar de pie o para moverte.

✔Planificá tus entrenamientos como si fueran citas: incluilo en tu agenda.

La pandemia agravó el sedentarismo y el exceso de pantallas.

La pandemia agravó el sedentarismo y el exceso de pantallas.

"Nuestros resultados apuntan a la necesidad de apoyos psicológicos adicionales para ayudar a las personas a mantener sus niveles de actividad física en momentos estresantes, con el objetivo de minimizar la carga de la pandemia y prevenir el desarrollo de una crisis de salud mental", concluyó Heisz.