Salud

El efecto menos deseado del estrés en las mujeres

El efecto menos deseado del estrés en las mujeres

El estrés, por sí solo, puede llevar a un excesivo consumo de alcohol en las mujeres, pero no en los hombres. A esa conclusión llegó un estudio de la Universidad del Estado de Arizona (ASU) de Estados Unidos.

Además, las mujeres tienen más riesgo de desarrollar problemas vinculados a la bebida que los varones, alerta el informe.

El estudio se hizo en un laboratorio de investigación diseñado para simular un bar: pusieron una barra, un bartender y había animadas conversaciones. Los participantes -105 mujeres y 105 hombres- fueron divididos en grupos: algunos experimentaron situaciones estresantes y otros no.

Los investigadores midieron el número total de bebidas consumidas. Foto Shutterstock.

Los investigadores midieron el número total de bebidas consumidas. Foto Shutterstock.

La mitad de los voluntarios recibió tres cócteles y la otra mitad recibió un placebo, es decir, tres bebidas sin alcohol. Después, todos ellos tuvieron acceso libre al bar durante 90 minutos.

El equipo de investigación indagó si el estrés, la bebida inicial, o la combinación de ambos influyeron en la cantidad de alcohol que consumieron los participantes. Para saberlo, se midió el número total de bebidas consumidas y el nivel de alcohol en sangre.

Notaron que los hombres que recibieron una primera copa con alcohol y luego experimentaron estrés bebieron más que aquellos que recibieron un placebo.

El trabajo y las obligaciones familiares pueden estresar a la mujer. Foto Shutterstock.

El trabajo y las obligaciones familiares pueden estresar a la mujer. Foto Shutterstock.

Sin embargo, a las mujeres no les importó si el primer trago fue alcohólico o no. A ellas, experimentar estrés las llevó (en todos los casos) a beber en exceso.

Un problema poco estudiado

Según los autores, el trabajo -publicado en la revista Psychology of Addictive Behaviors- demostró la importante de estudiar las diferencias entre los sexos en el consumo de alcohol.

"El hecho de que las mujeres solo necesitaran el estrés, pero los hombres necesitaban el impulso de tener alcohol encima, muestra lo importante que es este tipo de investigación", dijo Julie Patock-Peckham, profesora asistente de investigación de la ASU y autora principal del estudio.

"Los resultados del consumo de alcohol no son los mismos para hombres y mujeres, y no podemos seguir usando modelos que se desarrollaron en hombres para ayudar a las mujeres", agregó.

El uso y abuso de alcohol entre las mujeres está aumentando. Foto: Shutterstock

El uso y abuso de alcohol entre las mujeres está aumentando. Foto: Shutterstock

Según la especialista en adicciones, algunas personas pueden pretender tomar una o dos bebidas alcohólicas y dejar de beber, pero otros simplemente continúan. “Este control deficiente sobre la bebida es uno de los primeros indicadores de los trastornos por consumo de alcohol”, alerta.

“Sabemos que el estrés contribuye tanto al control deficiente sobre la bebida como al consumo desregulado”, siguió la investigadora, y agregó que el primer caso está poco estudiado, en especial entre las mujeres.

El trabajo fue financiado por el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA) de Estados Unidos y la Fundación Burton Family.

Un triste aumento

Aunque las tasas de abuso de alcohol son más altas en los hombres que en las mujeres, las mujeres se están poniendo al día.

Según lo informado por el NIAAA en su sitio Web, las investigaciones muestran que el uso y abuso de alcohol entre las mujeres está aumentando.

El estrés y el control deficiente sobre la bebida están conectados. Foto Shutterstock.

El estrés y el control deficiente sobre la bebida están conectados. Foto Shutterstock.

Si bien el abuso de alcohol por parte de cualquier persona presenta serios problemas de salud pública, las mujeres que beben tienen un mayor riesgo de ciertos problemas relacionados con el alcohol en comparación con los hombres, alerta el Instituto.

¿Por qué ellas enfrentan mayores riesgos?

Los estudios muestran que las mujeres comienzan a tener problemas relacionados con el alcohol antes y con niveles más bajos de bebida que los hombres.

Las razones son múltiples. En promedio, las mujeres pesan menos que los hombres. El alcohol reside predominantemente en el agua corporal y, kilo por kilo, ellas tienen menos agua en el cuerpo que los varones.

El cáncer de mama se puede prevenir evitando el consumo de alcohol. Foto: Shutterstock

El cáncer de mama se puede prevenir evitando el consumo de alcohol. Foto: Shutterstock

Esto significa que después de que una mujer y un hombre del mismo peso beben la misma cantidad de alcohol, la concentración de alcohol en sangre de la mujer tenderá a ser más alta. Esto la pone en mayor riesgo de sufrir daños.

Los riesgos a largo plazo para las mujeres son trastorno por consumo de alcohol, daño hepático, enfermedad del corazón, daño cerebral y cáncer de mama.