Salud

El hijo de Robin Williams homenajeó a su padre: se casó el Día de la salud mental

El hijo de Robin Williams homenajeó a su padre: se casó el Día de la salud mental

Zak Williams, hijo mayor del actor Robin Williams (de su relación con Valerie Velardi, su primera esposa) se casó este sábado 10 de octubre en Los Ángeles con Olivia June. La fecha elegida no fue al azar. Funcionó como homenaje al intérprete de Jumanji. La pareja dio el si el Día mundial de la salud mental.

"¡Tuve la gran alegría de casarme con mi mejor amiga @oliviajune hoy! Fue increíble y no podríamos habernos casado en un día mejor #WorldMentalHealthDay (Día mundial de la salud mental)", escribió el abogado en su cuenta de Twitter y acompañó el mensaje con una foto junto a su esposa vestida blanco.

June también se expresó a través de sus redes y compartió en Instagram una foto de ambos sentados en un sillón. Explicó que por la pandemia del coronavirus, la pareja tomó todos los recaudos y le solicitó a los invitados que se hagan el test antes de asistir al evento.

"Les pedimos a algunos de nuestros familiares y amigos más cercanos que se hicieran la prueba y los invitamos a la finca de ensueño Paramour para una ceremonia, una cena al aire libre y algunos momentos alegres en un año que de otra manera sería muy difícil", escribió. "Con tanto amor y orgullo, soy oficialmente la Sra. Williams, y mi mejor amigo @zakpym es ahora mi esposo", agregó la elegante novia.

En Twitter puso: "Hoy me casé con mi mejor amigo y el amor de mi vida. @zakwilliams, ya estabas atrapado conmigo para siempre, y ahora lo estás legalmente".

June es fundadora y directora ejecutiva de Hey! VINA, una aplicación que utiliza un sistema parecido al de Tinder pero está orientada a mujeres que quieren encontrar nuevas amigas para realizar actividades, charlar, ir al gimnasio o establecer relaciones profesionales.

One of my favorite things about Zak and my relationship is that we make the most out of whatever life gives us, and that we both love living on our own timeline and on our own terms. A few weeks ago, we figured we would try to make our dream wedding date come true. 10.10.2020. So with 2 weeks notice, we asked a few of our closest family and friends to get tested and invited them to the dreamy Paramour Estate for a ceremony, outdoor dinner and some joyful moments in an otherwise very trying year. With so much love and pride, I’m officially Mrs. Williams, and my very best friend @zakpym is now my husband. ❤️ Special thanks to our photographer @jenavieve for sending us a few sneak peeks of our wedding photos.


Ver esta publicación en Instagram

One of my favorite things about Zak and my relationship is that we make the most out of whatever life gives us, and that we both love living on our own timeline and on our own terms. A few weeks ago, we figured we would try to make our dream wedding date come true. 10.10.2020. So with 2 weeks notice, we asked a few of our closest family and friends to get tested and invited them to the dreamy Paramour Estate for a ceremony, outdoor dinner and some joyful moments in an otherwise very trying year. With so much love and pride, I’m officially Mrs. Williams, and my very best friend @zakpym is now my husband. ❤️ Special thanks to our photographer @jenavieve for sending us a few sneak peeks of our wedding photos.

Una publicación compartida por Olivia June (@heyoliviajune) el

Este se trata del segundo homenaje de la pareja hacia el actor. Ambos ya tienen un hijo, que nació en mayo de 2019 (llamado McLaurin Clement). El primer nombre del niño era el segundo de quien hoy sería su abuelo.

Desde el suicidio de su padre el 1 de agosto de 2014, Zak centró su trabajo en concientizar sobre salud mental. En una entrevista con ABC News -en marzo- confesó cómo pasó los días después al trágico hecho: "Me sentí completamente desequilibrado emocionalmente y estaba experimentando trastorno de estrés postraumático. Me automedicaba hasta el punto de no querer sentir nada, pero descubrí que la experiencia más curativa para mí fue comprometerme para trabajar en torno a las causas de la salud mental".

Seis meses antes de ese desenlace fatal, Robin Williams había empezado a sentirse diferente y a tener actitudes extrañas. El comediante sufrió dificultades para actuar, para recordar sus diálogos, no lograba conciliar el sueño, su brazo izquierdo no le respondía, le costaba relacionarse con sus amigos, salir de su casa, y se obsesionaba con cosas pequeñas y sin sentido.

La autopsia reveló que esas actitudes fueron consecuencia de una demencia con cuerpos de Lewy, una enfermedad que ni Williams ni nadie de su entorno llegó a saber que tenía. Se caracteriza por la acumulación de una proteína en determinadas zonas del cerebro formando placas que solo se puede diagnosticar después de la muerte.