Salud

Pérdida del olfato por coronavirus: qué recomiendan y qué no para recuperarlo

Pérdida del olfato por coronavirus: qué recomiendan y qué no para recuperarlo

La pérdida repentina del olfato (también del gusto) es uno de los síntomas frecuentes de Covid-19. Si bien en la mayoría de los casos se recupera pronto (de 7 a 14 días después), en algunos ese regreso al mundo de los olores se demora más.

Este problema creó una "demanda sin precedentes" de tratamientos para la pérdida olfativa y, en ese contexto, los corticoesteroides sistémicos se consideraron una opción terapéutica, según apunta una revisión de estudios reciente que, en base a la evidencia reunida hasta el momento, desaconseja su uso y promueve el entrenamiento olfativo.

Los corticoesteroides son fármacos utilizados para disminuir la inflamación. A esa familia pertenece la dexametasona, que forma parte del tratamiento estándar en los pacientes con neumonía grave por coronavirus, en quienes demostró reducir la mortalidad. Son, además, parte del "arsenal terapéutico" para afecciones inflamatorias de oído, nariz y garganta.

Pero los autores del artículo "Corticosteroides sistémicos en la disfunción olfativa relacionada con COVID-19: una visión internacional", publicado en la revista Forum of Allergy & Rhinology, piden "precaución" al utilizar esos fármacos (los cortircoesteroides) en la disfunción olfativa temprana asociada a Covid-19.

Desaconsejan el uso de corticoesteroides para la recuperación del olfato. Foto Shutterstock..

Desaconsejan el uso de corticoesteroides para la recuperación del olfato. Foto Shutterstock..

¿Las razones?

"La evidencia que respalda su utilidad es débil; la tasa de recuperación espontánea de la disfunción olfativa relacionada con Covid-19 es alta; y los corticosteroides tienen efectos adversos potenciales bien conocidos", destacaron los investigadores, un grupo internacional de expertos en olfato que se abocó a revisar y resumir las pruebas a favor y en contra del tratamiento con esos fármacos reunida en la literatura actual sobre la infección por SARS-CoV-2 y la pérdida olfativa posinfecciosa en general.

"Recomendamos los ensayos aleatorios controlados con placebo que investiguen la eficacia de los esteroides sistémicos en esta indicación y enfatizamos que inicialmente se considere el entrenamiento del olfato, que está respaldado por una base de evidencia sólida y no tiene efectos secundarios conocidos", añadieron.

Cuatro olores diferentes, al menos dos veces por día: pilar del entrenamiento. Foto Shutterstock..

Cuatro olores diferentes, al menos dos veces por día: pilar del entrenamiento. Foto Shutterstock..

Entrenarse para volver a oler

El "entrenamiento del olfato" es un proceso que implica olfatear al menos cuatro olores diferentes dos veces al día durante varios meses, precisaron.

"Aproximadamente una de cada cinco personas que experimentan pérdida del olfato como resultado de Covid-19 informa que su sentido del olfato no ha vuelto a la normalidad ocho semanas después de enfermarse", sostuvo el profesor Carl Philpott de la Facultad de Medicina de Norwich de la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido.

"Los corticosteroides son una clase de medicamentos que reducen la inflamación en el cuerpo. Los médicos a menudo los recetan para ayudar a tratar afecciones como el asma, y ​​se han considerado como una opción terapéutica para la pérdida del olfato causada por Covid-19", explicó.

"Pero tienen efectos secundarios potenciales bien conocidos que incluyen retención de líquidos, presión arterial alta y problemas con los cambios de humor y el comportamiento", añadió.

El equipo llevó a cabo una revisión sistemática basada en evidencia para ver si los corticosteroides podrían ayudar a las personas a recuperar el sentido del olfato.

"Lo que encontramos es que hay muy poca evidencia de que los corticosteroides ayuden con la pérdida del olfato. Y debido a que tienen efectos secundarios adversos potenciales bien conocidos, nuestro consejo es que no deben prescribirse como tratamiento de la pérdida de olfato posvírica", sostuvo Philpott.

No obstante, hizo referencia a excepciones en las que su uso esté más vinculado al diagnóstico que al tratamiento. "Podría haber casos en los que se usen corticosteroides orales para eliminar la posibilidad de que otra causa de la pérdida del olfato sea un factor de confusión, por ejemplo, la sinusitis crónica."

"Afortunadamente, la mayoría de las personas que experimentan pérdida del olfato como resultado de Covid-19 recuperarán su sentido del olfato de manera espontánea. Las investigaciones muestran que el 90 por ciento de las personas lo habrán recuperado completamente después de seis meses.

"Pero sabemos que el entrenamiento del olfato podría ser útil. Ha surgido como una opción de tratamiento barata, simple y sin efectos secundarios para diversas causas de pérdida del olfato, incluido Covid-19", continuó el experto.

Y concluyó que "su objetivo es ayudar a la recuperación basada en la neuroplasticidad: la capacidad del cerebro para reorganizarse para compensar un cambio o una lesión".