Salud

Qué relación hay entre los alimentos y la salud mental

Qué relación hay entre los alimentos y la salud mental

Pregunta: Estamos muy afligidos porque a nuestro hijo J. de 18 años le diagnosticaron esquizofrenia hebefrénica. Está tomando remedios y hace hospital de día pero queríamos preguntarle si se lo puede ayudar con alguna dieta porque come mal y de manera muy desorganizada. M.M. de Z., Paraná.

La mayoría de los médicos reconocen que la nutrición es la base de la salud física, pero su importancia en la salud mental es algo a lo que se le presta poca atención.

Y esto no deja de ser curioso ya que el cerebro, que sólo tiene el 2% del peso corporal, consume el 25% del total de las exigencias calóricas y metabólicas diarias.

Una mala alimentación atenta contra la salud cognitiva. Foto Shutterstock.

Una mala alimentación atenta contra la salud cognitiva. Foto Shutterstock.

La comunidad científica ha empezado contemplar la importancia del perfil nutricional en el tratamiento de diversos trastornos psiquiátricos como un complemento fundamental y de similar importancia a la que tienen los psicofármacos y la psicoterapia.

Es decir, demanda considerar que toda enfermedad mental o emocional se trate también desde una perspectiva nutricional.

“Las enfermedades psiquiátricas, como la depresión o la esquizofrenia, no son muy diferentes de la diabetes si nos fijamos en los cambios que se producen en el organismo a un nivel molecular. Las personas con diabetes y con depresión se encuentran en un estado de inflamación sistémica, leve pero crónica”, afirma Vicent Balanzá, de la Sociedad Internacional para la Investigación en Psiquiatría Nutricional.

Y continúa: “Las intervenciones con dieta y nutrición podrían ser eficaces para corregir la inflamación también en las enfermedades psiquiátricas y, en general, para mejorar el pronóstico de las personas que las sufren”.

“Adherirse a una dieta saludable y evitar toda dieta proinflamatoria parece conferir cierta protección contra la depresión y proporciona una base de evidencia razonable para evaluar el papel de las intervenciones dietéticas para prevenir la depresión.”

Una dieta saludable brinda cierta protección contra la depresión. . Foto Shutterstock.

Una dieta saludable brinda cierta protección contra la depresión. . Foto Shutterstock.

Sin embargo, es necesario no perder de vista que en el desarrollo de la enfermedad mental intervienen numerosos factores además de la nutrición, entre otros las diferencias genéticas entre los individuos que hacen que los déficits nutricionales repercutan más o menos en el riesgo de enfermar.

Más que un alimento específico lo más relevante para la salud mental es un patrón dietético que permita la diversidad y la armonía entre los diversos alimentos entre sí. La dieta sería como un instrumento importante en una orquesta que puede emitir una música armónica que es la salud.

En una publicación de BMC Medicine se describía que una menor ingesta de alimentos consistentes en nutrientes adecuados y una mayor cantidad de otros poco saludables se asocia con un menor volumen del hipocampo izquierdo resultando la primera demostración en humanos de que la calidad de la dieta puede repercutir en estructuras cerebrales.

Qué dieta seguir

Las personas que siguen dietas ricas en verduras, frutas, granos sin procesar, pescados, mariscos y con poca cantidad de carnes rojas, tienen un riesgo de depresión entre un 25% a 35% más bajo.

Una mala hidratación, el consumo excesivo de alcohol, azúcar, cafeína o tabaco pueden precipitar o simular los síntomas de una crisis de ansiedad o ataques de pánico. También los periodos prolongados de ayuno, donde se generen estados de hipoglucemia, pueden simular síntomas de depresión.

Las investigaciones entre salud mental y alimentación deben tener, sin embargo, el mismo rigor metodológico que se le exige a los medicamentos a fin de evitar las promesas de charlatanes o pseudocientíficos.

E.M.