Tecnología

Controlan con inteligencia artificial a los políticos que pierden el tiempo con el celular

Controlan con inteligencia artificial a los políticos que pierden el tiempo con el celular

La inteligencia artificial (IA) es una herramienta que puede ser utilizada para facilitar la vida de las personas o bien, para hacérselas un poco más complicadas. En este caso, fue empleada en Bélgica para vigilar el comportamiento de los legisladores.

El mecanismo de control es obra del artista digital belga Dries Deporteer quien utiliza tecnologías como el reconocimiento facial para determinar si los políticos están mirando el móvil durante las sesiones parlamentarias.

The Flemish Scrollers, como se conoce a la obra de arte digital de Deporteer, es un sistema que etiqueta automáticamente a los políticos del Parlamento de Flandes, en Bélgica, cuando detecta que utilizan el teléfono móvil durante una reunión.

En el Parlamento flamenco hay 124 diputados y todas las sesiones se retransmiten en directo por YouTube. Desde el pasado lunes, este software les está vigilando a todos detectando en todo momento sus caras y sus dispositivos móviles para ver si están atentos.

Para ello, analiza a través de un algoritmo de IA escrito en el popular lenguaje de programación Python el video de todas las sesiones para detectar cuando algún miembro baja la mirada.

Una vez reconoce que un individuo está infringuiendo esta norma, a modo de escarnio, manda un mensaje a Twitter con un video en el que se demuestra que no estaba atento.

Pero no se trata de un mensaje directo que, a modo de correctivo le recuerda su desatención, si no que expone las pruebas con un tuit público con mención al usuario.

Como este ojo vigilante nunca descasa, en caso de que no haya emisiones en directo, se analizan sesiones anteriores del canal, como ha informado su autor a través de un comunicado, para caer sobre los culpables.

La herramienta desarrollada por Deporteer funciona de forma automática y emplea el aprendizaje automático para detectar los teléfonos móviles en los videos y reconocimiento facial para identificar a cada político.

En las imágenes compartidas sobre el sistema se muestra un recuadro blanco que identifica con un grado de probabilidad a cada político, y otro verde que, también con un porcentaje, analiza la probabilidad de que tengan el móvil en las manos.

El miedo de muchos ciudadanos es la pérdida de la libertad individual.

El miedo de muchos ciudadanos es la pérdida de la libertad individual.

No obstante, hay quien ve este invento como un ataque a la intimidad de los políticos, ya que algunos entienden que el hecho de mirar el móvil no implica directamente que estén distraídos o perdiendo el tiempo.

Las críticas a esta iniciativa de algunos ciudadanos comenzaron a levantar temperatura. Mucho indican que, aunque no defienden a los políticos, si esta irrupción se populariza, el sistema se terminará instalando en supermercados, luego en oficinas y finalmente, en cada rincón de la vida privada.

Sociedad de control

La Unión Europea (UE) prepara un borrador para regular los usos permitidos de los mecanismos de la IA, y en él establece prohibiciones para usos como los sistemas de vigilancia masiva y las tecnologías que valoran a las personas de forma predictiva, mientras que los sistemas de alto riesgo pasarán a tener una mayor supervisión.

La nueva regulación contempla que los Estados miembros de la UE deberán constituir un consejo asesor común, integrado por expertos y dedicado a validar los sistemas de IA considerados de alto riesgo.

Entre los tipos de sistemas de IA prohibidos por la UE se incluirán los de “vigilancia indiscriminada” de forma masiva, tanto aquellos que rastrean personas en entornos físicos como los que utilizan o extraen datos agregados para otros sistemas.

SL