Tecnología

Elon Musk mostró como conectar un cerebro con una máquina

Elon Musk mostró como conectar un cerebro con una máquina

Elon Musk es conocido por estar a la cabeza de algunas de las empresas más llamativas del mundo, siendo el dueño de compañías como Tesla, SpaceX o Boring Inc. entre otras, por lo que el excéntrico multimillonario siempre suele ser tapa de noticias, y especialmente cuando se habla de tecnología.

Y en las últimas horas todos parecen hablar de su impresionante empresa Neuralink, la cual se ocupa de desarrollar un sistema que permite conectar computadoras directamente con el cerebro humano, cosa que ya logró el año pasado con un chip que se coloca directamente en la corteza cerebral.

Neuralink Progress Update, Summer 2020

Sucede que la compañía realizará un vivo en el que se demostrará la primera interacción directa entre un cerebro humano y una máquina, en la cual se explicara como es el funcionamiento de la misma y se permitirá realizar preguntas a especialistas que vienen trabajando para la empresa desde sus inicios.

"Podemos hacer una interfaz cerebro-máquina completa", había dicho Musk junto a miembros de Neuralink durante un evento en San Francisco en noviembre del 2019, en el cual se buscaba mostrar sus avances y reclutar talentos en los campos de software, robótica, neurociencia, entre otros. "El proyecto puede lograr una especie de simbiosis con la inteligencia artificial", dijo.

Día del cerebro: claves para mantenerlo saludable toda la vida

Elon Musk aseguró que busca conectar una inteligencia artificial directamente con el cerebro humano.

Además, Elon Musk aseguró que un vínculo que una las mentes con las máquinas es vital si las personas queremos evitar ser sobrepasadas por la inteligencia artificial que, según él, enfrenta a los humanos al riesgo de quedar relegados a un papel de "gatos domésticos".

Por ahora, la meta es que una persona con los implantes controle el teléfono con pensamientos, pero la tecnología puede ser eventualmente extendida a otros aparatos, como brazos robóticos.

Según dijo Musk en el principio de la demostración, la conexión entre máquina y cerebro es posible, no genera daño y es reversible. "Debido a que los cables que utilizamos son microscópicos, y colocados con una máquina especializada, no se produce ningún tipo de daño o sangrado en el cerebro", explicó en la presentación. También reveló que es posible tener distintos chips colocados en el cerebro, todo con muestras en vivo de animales que tenían y tuvieron la tecnología colocada.

Suscribite a nuestro newsletter