Tecnología

Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, viajó al espacio en un breve vuelo turístico

Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, viajó al espacio en un breve vuelo turístico

El hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, viajó con éxito este martes al espacio cerca de las 10 de la mañana (hora argentina) a bordo de New Shepard, la nave reutilizable de Blue Origin.

El fundador de Amazon se suma así a la carrera de multimillonarios que viajan al espacio, tras el despegue de Virgin Galactic el domingo pasado. Pero el viaje de Bezos tenía más ambiciones: sacó a relucir que New Shepard, la nave a bordo de la que viajó, alcanzó más altura que la de Richard Branson.

Bezos rivalizó con el fundador de Virgin porque la nave de Branson alcanza una altitud de 80 kilómetros, mientras que la de Blue Origin llegó a los 100.

"Solo el 4 % del mundo reconoce el límite de 80 kilómetros o 50 millas como el principio del espacio. New Shepard vuela por encima de ambos. Uno de los muchos beneficios de volar con Blue Origin", dijo la compañía en un comunicado sobre la misión de su aeronave.

Bezos insistió en que el espacio comienza en la llamada línea de Kármán, a 100 kilómetros de altitud, límite que sí traspasará su aeronave.

La nave New Shepard, durante el despegue desde Texas. Foto: AFP

La nave New Shepard, durante el despegue desde Texas. Foto: AFP

Junto a Bezos, viajaron su hermano, Mark Bezos, la piloto de 82 años Wally Funk y un cuarto pasajero que se convirtió en el astronauta más joven de la historia.

Se trata de Oliver Daemen, recién egresado de la escuela secundaria en 2020 y titular de una licencia de piloto privado, y es el primer pasajero que paga un boleto a Blue Origin, aunque no se trata del ganador de la subasta de un asiento a bordo. Este último, que consiguió su plaza por 28 millones de dólares, solicitó permanecer en el anonimato y volará en una misión futura, dijo la firma.

Sí: alguien pagó 28 millones de dólares por un vuelo espacial y lo canceló por “un contratiempo en el calendario”.

Cómo es el vuelo espacial de New Shepard La experiencia a bordo del New Shepard tuvo una duración de apenas 10 minutos entre el despegue y el aterrizaje de la cápsula. Esos $28 millones equivalen a $2.5 millones por minuto de viaje.

Bezos y Wally Funk, al regresar a la Tierra. Foto: Reuters

Bezos y Wally Funk, al regresar a la Tierra. Foto: Reuters

La idea es que el cohete se siga utilizando, algo en lo que Elon Musk ha sido pionero con SpaceX. “Nuestro cohete reutilizable ya lleva carga al espacio, y pronto también lo llevará a usted”, dice Blue Origin.

La nave consta de un cohete reutilizable del que se desprende una cápsula con capacidad para seis pasajeros. Comparado con otros cohetes como el Falcon 9 de 63 metros de alto, el New Shepard es pequeño. Mide 18 metros de alto y la cápsula que se desprende de la punta tiene un volumen interior de unos 15 metros cúbicos, por lo que los tripulantes viajarán mucho más cómodos que en las cápsulas Soyuz usadas por los tripulantes de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

Es un espacio reducido: una persona que se ponga de pie tiene que encorvarse para no golpearse la cabeza.

La posición de los asientos se distribuyen de forma circular. Cada uno tiene acceso a una amplia ventana para poder tener una vista del espacio exterior y de la Tierra. Al centro de los asientos se ubica un sistema de escape para emergencias.

El viaje de Bezos tiene lugar apenas dos semanas después de dejar el cargo de director general de Amazon, grupo del cual mantiene cerca del 10% de las acciones.

Así, el hombre más rico del mundo va desplegando las distintas fases de su imperio Amazon, ahora, hacia el espacio exterior.

SL