Tecnología

La nueva ocurrencia de Elon Musk: contratar empleados para responder sus mensajes en Twitter

La nueva ocurrencia de Elon Musk: contratar empleados para responder sus mensajes en Twitter

El excéntrico Elon Musk es un tuitero verborrágico y su participación sin filtros en las redes sociales en más de una ocasión lo metió en problemas. Por eso, el fundador de Tesla y Space X decidió no complicarse más y contratar personal especializado para que responda los reclamos que recibe en Twitter.

Tal como publicó el sitio especializado Engadget, Tesla cerró en 2020 su departamento de relaciones públicas. En ese contexto, ahora buscan nuevos empleados para que gestionen los perfiles de la compañía en redes sociales.

Un tuit publicado por el periodista Jay Boller (@jaymboller) puso en conocimiento la búsqueda laboral de Tesla.

En concreto, piden personal que trabaje en forma remota para, entre otras tareas, manejar las críticas que las personas vuelcan en la red social del pajarito azul y que tienen en la mira tanto a Tesla como a su fundador.

Allí se menciona que el personal deberá “resolver o redirigir los pedidos según sea necesario”, además de “abordar las críticas dirigidas al CEO”. En ese sentido, los especialistas en la comunicación pasarán a ser “la primera línea y la cara de la marca Tesla”, según se lee en el aviso.

Musk tiene una larga trayectoria respondiendo a las preguntas y quejas de los clientes en tuits. Si bien es algo llamativo que un CEO prominente aborde directamente las preocupaciones de los consumidores, también tiene un historial que le trajo más de un dolor de cabeza.

En 2018, por ejemplo, el empresario se metió en problemas por decir en un tuit que retiraría de la bolsa a Tesla, su compañía automotriz. La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos exigió su renuncia a la presidencia y lo multó por perjudicar a los inversores con información confusa.

En uno de sus tuits, Elon Musk amenazó con retirar a su automotriz Tesla de la Bolsa. AFP)

En uno de sus tuits, Elon Musk amenazó con retirar a su automotriz Tesla de la Bolsa. AFP)

Al año siguiente, Musk fue a juicio por difamar a un hombre en Twitter que participó en el rescate de los jóvenes que quedaron atrapados en una cueva en Tailandia, llamándolo “pedófilo”.

Incluso se metió en cuestiones políticas, cuando cuestionó la intervención de sus compañías en la extracción de litio en Bolivia que, por aquel entonces, había postergado las elecciones presidenciales. “¡Derrocaremos a quién queramos! ¡Bánquensela!”, dijo en un incendiario mensaje que hasta contó con la respuesta de Evo Morales y repudio en la red social.

Lejos de aprender la lección, el magnate sudafricano recientemente fue apuntado por alimentar teorías conspirativas relacionadas al coronavirus, luego de una serie de testeos que se realizó.

Mirá también