Tecnología

Su abuela le regaló mil dólares cuando cumplió 12 años, los invirtió en bitcoin y hoy es millonario

Su abuela le regaló mil dólares cuando cumplió 12 años, los invirtió en bitcoin y hoy es millonario

Erik Finman es un liberal que se autoproclama “el joven más millonario en bitcoin” del mundo. Y siempre cuenta su historia orgulloso: con apenas 12 años invirtió mil dólares que le regaló su abuela cuando la criptomoneda no tenía las altas cotizaciones que tiene en la actualidad. Y tiene más de 10 millones.

La historia de este joven alemán cuenta que con solo 12 años compró 100 bitcoins, lo que luego se convirtieron en 100 mil dólares: incrementó sus ganancias 10.000%.

Según él mismo ha contado en artículos periodísticos y su perfil de Linkedin, nunca se sintió cómodo con la educación formal. Quería dejar la educación formal. Sus padres le dijeron que podría esquivar la universidad solo si llegaba a ser millonario al cumplir 18 años.

“Erik Finman no ha seguido el camino tradicional de los estudiantes con destino a la universidad que crecen en los Estados Unidos. En mayo de 2011, a la edad de 12 años, Finman llegó a un acuerdo con sus padres para poder faltar a la universidad en busca de una educación poco ortodoxa, siempre que pudiera invertir con éxito. ¿El trato? Tuvo que convertir 1.000 dólares en efectivo que su abuela le dio en un impresionante millón”, explica el sitio Investopedia.

Finman fundó con esos 100 mil dólares su primera empresa de educación digital, “Botangle”, empresa que en muy poco tiempo logró tener 20 trabajadores y unos 100 suscriptores activos. En 2015 vendió la startup por apenas 300 bitcoins, cuando la moneda costaba apenas 200 dólares: Finman tenía entre ceja y ceja al bitcoin y sabía que iba a rendirle la inversión.

Erik Finman, el autoproclamado joven más millonario del mundo en bitcoins. Foto Linkedin

Erik Finman, el autoproclamado joven más millonario del mundo en bitcoins. Foto Linkedin

Sus trabajos volvieron a centrarse en la educación no formal y es una de las militancias de este joven que cree que ante un sistema opresor, la solución es encontrar un camino individual a través de la educación no institucional: por esta razón volvió a comprar la empresa que había vendido.

En cuanto a lo político, Finman responde así a un público conservador muy cercano a Trump y le echa el pulso a empresas como Twitter o Facebook.

Según el millonario hay empresas que quieren silenciar los movimientos de derechas: por eso anunció su proyecto, el Freedom Phone, que muchos pensaron que era una broma pero está realmente a la venta.

Erik Finman, el autoproclamado joven más millonario del mundo en bitcoins. Foto Linkedin

Erik Finman, el autoproclamado joven más millonario del mundo en bitcoins. Foto Linkedin

Se estima que en la actualidad tiene cerca de 10 millones de dólares, con apenas 22 años.

Fortuna con la cual pudo desarrollar este tipo de teléfono que, para muchos, no es nada nuevo sino más bien un modelo personalizado que bloquea ciertos permisos específicos.

Qué es el freedom phone

Freedom Phone, el proyecto de Finman. Foto freedomphone.com

Freedom Phone, el proyecto de Finman. Foto freedomphone.com

Erik anunció el teléfono inteligente a través de su cuenta oficial de Twitter y desde entonces ha comenzado un nuevo debate. El teléfono inteligente afirma desafiar las restricciones de Big Tech y cómo estas “quitan libertades”.

Según el sitio web del teléfono Freedom, el nuevo invento de Erik viene con funciones como bloqueadores de seguimiento (es decir, del GPS) y una tienda de aplicaciones sin censura. El dispositivo tiene su propia tienda de aplicaciones que, según el sitio web, le permite leer, mirar y pensar como desee sin ser censurado.

Incluso puede descargar y acceder a aplicaciones que están prohibidas en otras tiendas de aplicaciones como Google Play Store y App Store de Apple.

Erik publicó un video en las redes sociales, explicando que el teléfono viene con un sistema operativo basado en la libertad de expresión. Dijo que el teléfono tendrá un protector de privacidad llamado Trust, que, según se informa, alerta a los usuarios si su dispositivo está siendo rastreado o si están siendo espiados (algo que se puede activar en teléfonos como iPhone).

El sitio web también dice que Freedom Phone tiene como objetivo crear un futuro en el que las grandes tecnologías no prohíban la comunicación libre al decir “No solo hacer grande a Estados Unidos. Pero también es un gran teléfono”.

Finman no explicó cómo el dispositivo evita la censura, pero tiene hasta su propio sistema operativo: FreedomOS y, según explica, es “invisible” a las grandes compañías como Google y Facebook, porque evita que recolecten datos personales. Aunque no dio muchos detalles técnicos, lo que sí se sabe es que -claro- viene con aplicaciones típicas de derecha estadounidense como Parler (que tuvo mucha polémica por Trump), Rumble y Newsmax.

El teléfono afirma no tener seguimiento de aplicaciones, ni seguimiento de teclado ni seguimiento de ubicación.

Tendrá un precio de 500 dólares y se podrá comprar en Estados Unidos a partir de agosto.

JB