Vida

"Defendí mi vida", la versión de un policía que mató a un ladrón

"Estaba en la parada del colectivo, sentado, aparece un muchacho y me pone una pistola en la cabeza. 'Quedate quieto que perdiste, estás puesto', me dijo". El que habla es el capitán de la Policía Bonaerense Juan Oscar Miranda (47), desplazado de la fuerza y detenido desde el 19 de julio por matar por la espalda al ladrón que lo asaltó en Lomas de Zamora.

El agente está acusado de "homicidio simple en ocasión de ser víctima de robo agravado por arma de utilería". Esto es porque el delincuente muerto, que tenía 22 años y antecedentes delictivos, tenía una réplica de pistola.

Miranda está alojado en la comisaría décima de Lomas de Zamora, en Ingeniero Budge. Su abogado defensor, Martín Díaz, pidió el viernes que se dicte la falta de mérito y el sobreseimiento de su cliente, por considerar que actuó bajo "emoción violenta" al ser víctima de un ilícito. La medida fue solicitada al juez de Garantías N° 8 de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale.

Eran las 6.15 cuando Miranda estaba en la calle Homero, entre Elcano y Aguirre, en Villa Albertina, esperando el colectivo para dirigirse a Puente de la Noria y, desde ese punto, hacia la DDI de San Isidro. El ladrón que lo amenazó le sacó la mochila, en la que tenía sus elementos de trabajo.

"Cuando se movió se fue unos metros para atrás, pegó media vuelta y me dijo: 'dame el celular', pero yo no tenía. Entonces ahí me identifiqué como policía", señala Miranda, quien asegura que disparó porque escuchó dos detonaciones a varios metros, por parte de un presunto cómplice de Nicolás Da Silva.

Una cámara de seguridad tomó la secuencia que complica su situación judicial. Se ve cuando el capitán le dispara 14 veces a Da Silva (22), quien ya había tirado la mochila al piso para escapar.

El ladrón recibió un balazo que entró por la espalda y salió por el pecho. Murió en el lugar. Al lado de su cuerpo los investigadores hallaron una réplica de arma.

"El video no lo toma al otro muchacho cuando tira. Yo defendí mi vida. Si me quedaba quieto, quizás me atacaba y me mataba con mi propia arma", asegura a Clarín el agente imputado.

Miranda, tras el hecho, llamó tres veces al 911. Dice que recién se enteraría de la muerte del ladrón cuando estaba en la comisaría. "Obviamente que es una injusticia que yo esté detenido", añade.

Su abogado sostiene que el cómplice, que no fue arrestado, tenía un arma verdadera con la que tiró dos veces, mientras que la réplica "fue plantada" en la escena.

Según el procesamiento, "no se encuentra acreditada la hipótesis que el fallecido y su cómplice hayan disparado ni se recolectó material balístico que apuntale el intercambio de disparos relatado por el imputado".

Da Silva tenía antecedentes por robos e infracción a la ley de drogas. Ya lo conocían en la comisaría décima, donde había recuperado la libertad el 24 de abril.

Nicolás Da Silva (22), el ladrón que asaltó a un policía y murió baleado, en Villa Albertina (Lomas de Zamora).

Nicolás Da Silva (22), el ladrón que asaltó a un policía y murió baleado, en Villa Albertina (Lomas de Zamora).

Según declaró su madre, se había ido de su casa por sus problemas de adicción a las drogas (marihuana, pastillas, paco y cocaína), que padecía desde los 11 años, y vivía con su abuela.

El caso es investigado por la UFI N° 4 de Lomas de Zamora, Silvina Estévez.

EMJ

Mirá también