Vida

La vida en la carretera

La vida en la carretera

La segunda entrega de los Oscar en plena pandemia será celebrada este domingo en el Dolby, en Los Angeles, y todo apunta a la consagración de “Nomadland”, la película de Chloe Zhao que ya arrasó con los premios que siempre anteceden al más codiciado, desde Venecia hasta los recientes Bafta en Londres. Con Frances McDormand como protagonista –y lista para llevarse su tercer Oscar- y un elenco casi totalmente amateur, “Nomadland” es, sencillamente, un retrato de la vida nómada por el vasto territorio de Estados Unidos.

Algo que tiene sus raíces en los momentos fundacionales del país pero que cobró aún más dramatismo desde las últimas tragedias, que van desde el “crack” del 2008 y la catástrofe del Covid en nuestros días. “La pandemia ha detenido la vida tal como las conocíamos, de una manera dramática.

Y esa vida ya no volverá a ser la misma”, señaló Chloe, entrevistada hace pocos días por Pablo Scholz en nuestro diario. Inmigrante china en su adolescencia, estudiante en los cursos más avanzados de cine, Chole Zhao vive en pleno campo en California, a 150 km. del teatro que volverá a recibir a las estrellas este domingo.

Otro toque de arte

Casualmente por estos días, y en una de las escasas exhibiciones que pueden concretarse en medio del drama, el Tyssen en Madrid ofrece la primera retrospectiva en su país de George O’Keefe. Y pueden definirla como “el primer arte en Nomadland”, recordando que la artista, hacia fines de la década del 20, se subió a un viejo coche y comenzó a recorrer las rutas de Nuevo México primero, el país después, y el resto del mundo. Flores, paisajes, cielos cambiantes y hasta huesos de los animales eran objetos de sus obras: la observación de la naturaleza. Hace pocos años, en una subasta de Sotheby’s”, su pintura “Estramonio, flor blanca” (1932) salió por 44 millones de dólares. Nunca una obra de una mujer había alcanzado semejante cifra.