Vida

Murió en plena indigencia la estrella infantil que protagonizó "Rin Tin Tin"

Lee Aaaker murió a los 77 años, en Arizona, a causa de un infarto.
Lee Aaaker murió a los 77 años, en Arizona, a causa de un infarto.

Lee Aaker, quien alcanzó el estrellato en su infancia a partir de su rol protagónico en la famosa serie "Rin Tin Tin", murió a los 77 años, en Arizona, en plena indigencia, a causa de un infarto.

A pesar de que el deceso se produjo el 1 de abril, la noticia fue dada a conocer en las últimas horas por el también actor Paul Petersen, a través de sus redes sociales, según consigna la agencia DPA.

"Lee Aaker falleció en Arizona el 1 de abril, solo y sin nadie que lo reclamara, catalogado como un 'difunto indigente'. Como veterano de las Fuerzas Aéreas, Lee tiene derecho a beneficios para su entierro. Estoy trabajando en eso", publicó.

Había abandonado la actuación en 1963 y se había alistado en las Fuerzas Armadas.
Había abandonado la actuación en 1963 y se había alistado en las Fuerzas Armadas.

Ocurre que el intérprete había abandonado la actuación en 1963 y se había alistado en las Fuerzas Armadas, para luego continuar su vida como carpintero.

Nacido en California, en 1943, Aaker tuvo su debut a lo grande cuando fue elegido para el cortometraje documental "Benjy", que se alzó con un premio Oscar en 1951.

En los años siguiente trabajó en las películas "Hondo", con John Wayne; y "Jeopardy", con Barbara Stanwyck, entre otras; además de encabezar los programas televisivos "High Noon" y "The Greatest Show on Earth".


En 1954, estuvo entre los candidatos para lo que sería la exitosa serie "Lassie" pero quedó afuera a último momento. Sin embargo, dos semanas más tarde consiguió el rol que lo llevaría al estrellato y que lo mantuvo en pantalla hasta 1959.

Ya adolescente, a principio de los `60, tuvo algunas apariciones en series como "Ruta 66" y "Yo amo a Lucy", pero se retiró de la actuación ante la dificultad cada vez mayor de obtener un contrato.

Fue allí cuando decidió abandonar Hollywood para enlistarse en las Fuerzas Armadas y desaparecer así del ojo público.