Vida

Murió Ramona Galarza, la voz de Merceditas: sus canciones inolvidables

Murió Ramona Galarza, la voz de Merceditas: sus canciones inolvidables

"Qué dulce encanto tienen mis recuerdos, Merceditas. Aromada florecita, amor mío de una vez... La conocí en el campo, allá muy lejos, una tarde donde crecen los trigales, Provincia de Santa Fe. Así nació nuestro querer, con ilusión, con mucha fe. Pero no sé por qué la flor se marchitó y muriendo fue"...  

La voz de Ramona Galarza en Merceditas es probablemente uno de los recuerdos sonoros más emblemáticos de este icono del chamamé que murió a los 80 años.

A la letra de Ramón Sixto Ríos, "La novia del Paraná" (como le llamaban a Ramona Modesta Onetto) le imprimió un potente sello.

Su gran mérito, además de sus cualidades para el canto, fue haber difundido incansablemente sus versiones del cancionero popular de la música litoraleña, como Pescador y guitarrero, La vestido celeste, Virgencita de Caacupé.

Ramona Galarza canta Merceditas, en el programa de Susana Giménez

La novia del Paraná murió a los 80 años.


"Mis hermanos salían a nadar pero yo siempre me quedaba en tierra firme, en la costa. Es una paradoja, pero le tengo miedo al agua", confesaba la correntina nacida el 15 de junio de 1940. "Tengo mi casa vieja todavía, que heredé de mis padres, cerca de lo que antes era el puerto. Cerca del río, que a mí no me gusta el río. No lo quiero ver ni en películas, no sé por qué será".

Su vínculo con la música comenzó en la escuela. Luego, integró el coro de la provincia y su destino fue inevitable. "Yo cantaba lo que escuchaba en la radio. Antes se escuchaba música, ahora no. En Corrientes se escuchaba mucho tango y después estaban los programas de chamamé en la emisora local, pero también podíamos sintonizar Radio Chaco", recordaba en entrevista otorgada a Clarín en 2013.

Tal vez haya sido su aparición en Radio Splendid en 1960 su actuación profesional "fundacional". Entró en escena en épocas de transformaciones sociales y migraciones del campo a la ciudad. Su filosofía era inquebrantable: "esparcir por el país la música autóctona, las raíces".

Ramona Galarza.

Ramona Galarza.

Sobre su llegada a Buenos Aires, evocaba: "Se dio porque fueron a hacer una película allá en Corrientes. Esa famosa película Alto Paraná (Catrano Catrani, 1958). Como el director musical era el maestro Emilio Jiménez, amigo de mi padre, me recomendó. No canté en la película, hice un papelito menor. Entonces me dicen que por qué no vengo a poner las voces a Buenos Aires, pequeñas cositas, palabritas. Ahí me instalé en casa de mi madrina. Después, el mismo maestro Jiménez me llevó a un sello grabador. Allí me recibió el director, me escuchó y me dijo: '¿Con ese nombre va a cantar?'.

Ramona Recordaba que "como mujer no fue fácil abrirse camino en la música". El chamamé "era como mal visto", advertía. "Una vez que me aceptaron, de ahí no paré más".

Grabó más de 30 álbumes como solista. En Spotify es posible encontrar perlitas como sus dos discos junto a Teresa Parodi (Correntinas y Correntinas 2), con dúos inolvidables como Alma guaraní, Bañado Norte, Ah! Mi corrientes Porá, Villanueva y otros.

Galarza tuvo sus grandes participaciones en el cine. Su primera incursión fue en 1958, en una película argentina filmada en colores en Paso de la Patria, provincia de Corrientes, dirigida por Catrano Catrani (Alto Paraná), con Ubaldo Martínez, Nelly Duggan, Jorge Hilton y María Aurelia Bisutti.

Luego, protagonizó Buenas noches, Buenos Aires, con dirección de Hugo del Carril (1964), junto a Beba Bidart, Hugo del Carril y Néstor Fabián. Le siguieron media docena más de filmes. La última aparición en pantalla grande, en el musical Mire qué lindo es mi país, dirigida por Rubén W. Cavallotti, con Atahualpa Yupanqui, Ariel Ramírez y Eduardo Falú.

Ramon Ayala y Ramona Galarza en el Tasso .

Ramon Ayala y Ramona Galarza en el Tasso .

"Una revista dijo una vez que mi nombre era de empleada doméstica. A mí me resbala todo, porque además Ramona es una canción de Mabel Wayne".

La cantante falleció en el Hospital Pirovano, tras sufrir un paro cardíaco en su casa. La información fue confirmada por el presidente del Instituto de Cultura de Corrientes, Gabriel Romero.



Mirá también