Vida

Oktoberfest: sangre y cerveza, la nueva y espumante serie de Netflix

Oktoberfest: sangre y cerveza, la nueva y espumante serie de Netflix

La cosa es que, por el coronavirus, Munich se quedó sin Oktoberfest. La cancelación del mundialmente famoso festival de la cerveza, acontecimiento que normalmente se celebra entre fines de septiembre y principios de octubre, dejó un tendal de espuma y sed: no por nada unos seis millones de visitantes cada año suelen pasar por la capital de Baviera.

Para ocupar ese estómago vacío 2020 -el Oktober fue la primera gran postergación que se decretó por el coronavirus- Netflix emitirá una nueva serie, de corte dramático y narrativo, inspirada en el icónico festival.

Oktoberfest: sangre y cerveza (Oktoberfest 1900) es una miniserie alemana de época que trata "sobre una guerra entre familias por dominar el mercado de la cerveza y convertirse en patrón del evento cervecero por excelencia", dice la gacetilla, conduciendo a una historia verdadera que va mucho más allá del lúpulo.

"Oktoberfest..." llega al streaming el jueves 1° de octubre. No hay festival, pero sí una historia para ver.

"Oktoberfest..." llega al streaming el jueves 1° de octubre. No hay festival, pero sí una historia para ver.

Los seis capítulos que conforman la miniserie estarán disponibles en la plataforma mainstream a partir del 1° de octubre.

La historia está basada en hechos reales y nos sitúa en una Munich colonial del 1.900. Un tal Curt Prank, rico por demás y ambicioso cervecero, se propone, sin escrúpulo alguno, estar al mando del festival.

Y apelará a lo que sea necesario con tal de lograrlo. Para los alemanes, según parece, estar al frente de esa fiesta cervecera equivale a un lugar estratégico de poder. Como si aquí pudiera existir alguien capaz de convertirse en magnate de Palermo Hollywood. 

El señor Prank no tendrá reparos, pero existe una subtrama interesante: la hija del codicioso maestro cervecero, Clara es su nombre, se enamorará de un fabricante pobre o, en términos más hipsters, un fabricante de cerveza artesanal. En cualquier caso, la joven buscará, por todos los medios, oponerse a los planes de su padre.

La ficción alemana gira en torno al festival, que comenzó a celebrarse en 1810.

La ficción alemana gira en torno al festival, que comenzó a celebrarse en 1810.

El Oktoberfest se celebra en Munich desde 1810. Se realiza cada año en un enorme campo conocido como Theresienwiese (Prado de Teresa), en las inmediaciones del centro de la ciudad.

Mientras el primer encuentro se festejaba con tiradores, cachetes colorados, pintas y miles de hectolitros de ese manjar, nosotros, en estas latitudes, estábamos en la Primera Junta.

La miniserie buscará, además, introducirnos en cuestiones relacionadas a las consecuencias de la industrialización de la cerveza.

Es importante ubicarnos en tema: Alemania tiene 1.300 cervecerías y se fabrican 5000 tipos de cerveza, entre tostadas, rubias, negras, de cebada, de trigo, especiadas, con gusto a café, con extracto de limón, frutilla, finas gotas de naranja o ligero gusto a bebida cola. Sin dudas, Alemania es el número uno mundial en producción de cerveza.

La serie que mezcla suspenso y emociones líquidas no dejará de lado tópicos como "el empoderamiento femenino" y "el ascenso de distintas ideologías políticas".

Misel Maticevic, Martina Gedeck, Klaus Steinbacher y Mercedes Müller son los protagonistas. La dirección estuvo a cargo de Hannu Salonen.

Oktoberfest: Sangre y Cerveza fue filmada en locaciones de Baviera y Renania del Norte-Westfalia y en estudios de Chequia.