Vida

Rinitis y covid: cómo diferenciar el coronavirus de una alergia

Rinitis y covid: cómo diferenciar el coronavirus de una alergia

Los síntomas de la rinitis/congestión nasal se sumaron esta semana a la definición de caso sospechoso de Covid-19. La novedad generó preocupación, porque en Argentina la rinitis alérgica afecta a una de cada cinco personas. Desde la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC) precisaron qué pautas pueden ayudar a diferenciar la enfermedad de origen alérgico de síntomas vinculados a un cuadro infeccioso de coronavirus.

La rinitis alérgica es la enfermedad respiratoria y la patología alérgica más frecuente. "Puede tener diversos orígenes, aunque la causa más frecuente es alérgica", señaló la AAAeIC a través de un comunicado.

Según el primer estudio de prevalencia (PARA 2017) realizado en el país por integrantes de la asociación, aquí la sufren más de 5,5 millones de habitantes de entre 5 y 44 años, aunque uno de cada tres no lo sabe. Es decir que casi dos millones padecen sus molestos síntomas, pero no tienen diagnóstico ni seguimiento médico.

¿Cuáles son los síntomas de la rinitis?

"Principalmente estornudos, prurito en nariz y ojos, secreción mucosa tipo acuosa y obstrucción nasal. La mayor parte de los casos tienen una historia clínica de haberla tenido en épocas anteriores y , en su mayoría, no hay presencia de fiebre", destacan desde la AAAeIC.

Desde el Ministerio de Salud comunicaron el lunes la inclusión de los síntomas de rinitis/congestión nasal a la definición de caso sospechoso de covid, "ya que se trata de síntomas cada vez más frecuentes", explicaron.

Posteriormente, la AAAeIC emitió un comunicado en el que aclara que la rinitis es una enfermedad y no un síntoma, pero que también puede ser de causa infecciosa y, por lo tanto, generar episodios de fiebre.

¿Y qué pasa en el caso de Covid-19?

La asociación aclaró que los síntomas de la rinitis deben presentarse con algún otro de Covid-19, entre los que se incluyen: fiebre de 37.5°C o más; tos; dolor de garganta; dificultad para respirar; dolor de cabeza; dolor muscular; diarrea y/o vómitos; rinitis/congestión nasal.

Toda persona (de cualquier edad) que presente dos o más de esos síntomas se considera caso sospechoso. La pérdida repentina del gusto o del olfato configura por sí sola un cuadro sospechoso (no se necesita que aparezcan acompañados de otros).

"En este marco, se recuerda que si una persona es considerada caso sospechoso de Covid-19 se debe aislar hasta confirmar o descartar la sospecha; avisar a las personas con las que hayas tenido contacto desde las 48 horas previas al inicio de los síntomas -ya que también deben aislarse-; y comunicarse con el sistema de salud de su jurisdicción", explicaron desde el Ministerio de Salud.

A diferencia de un cuadro de origen infeccioso, el resfrío alérgico es más bien crónico (dura 3 o 4 semanas al año) y puede tener estacionalidad: los que tienen alergia al polen sufren más en primavera-verano y los que tienen a ácaros más en otoño-invierno, explicaba a Claudio Parisi, especialista en alergia e inmunología, cuando se difundieron los resultados del estudio nacional de prevalencia de rinitis alérgica.

"En tiempos de pandemia como los que atravesamos, no hay que descuidarse y las medidas de prevención continúan siendo estrictamente necesarias. Nos referimos al distanciamiento social, la higiene y el uso correcto del barbijo tapando nariz, boca y mentón", plantearon desde la entidad. A esas medidas se añaden una fundamental: la ventilación cruzada en ambientes cerrados.

"Asimismo, estamos convencidos que la vacunación es el instrumento que va a colaborar con la detención de este virus, por lo tanto, le pedimos a toda la comunidad que teniendo la posibilidad no duden en acceder a la misma", concluyeron.